Ya ofrecen una remuneración del 2,6%

Las Letras del Tesoro a seis meses dan el 'sorpasso' a los depósitos más rentables

El interés marginal que ofrecen las letras del Tesoro han comenzado 2023 al alza, situándose en niveles de hace una década. La remuneración que ofrecen está por encima de los mejores depósitos bancarios.

La rentabilidad de las letras del Tesoro a 6 meses supera a los mejores depósitos
La rentabilidad de las letras del Tesoro a 6 meses supera a los mejores depósitos
Europa Press
La rentabilidad de las letras del Tesoro a 6 meses supera a los mejores depósitos

Invertir en Letras del Tesoro a corto plazo es mucho más rentable que hacerlo a través de depósitos. El Tesoro Público ha estrenado 2023 elevando en medio punto el interés marginal que ofrece este papel a seis meses desde el 2,092% de diciembre hasta el 2,599% de este enero. Se trata, además, del interés más alto ofrecido por el Estado desde julio de 2012 para esta modalidad de deuda. Y esta rentabilidad está acaparando la atención de los inversores. Aunque el Tesoro Público ha colocado 970,49 millones de euros, la demanda ha sido casi tres veces más, ya que el importe solicitado ha ascendido a 2.715,59 millones de euros. La ratio de cobertura se ha situado en 2,8 veces.

David Ardura, director de inversiones de Finaccess, explica que "tiene todo el sentido invertir en letras para un inversor conservador que quiera hacerlo a corto plazo porque, aunque no vaya a cubrir toda la inflación, sí que puede erosionarla". De la misma opinión es Manuel Rodríguez, responsable de selección de renta fija de Abante, quién añade que "se puede obtener rentabilidad con un riesgo emisor muy bajo".

En cambio y hasta la fecha no hay ningún depósito que a igual plazo ofrezca una remuneración mayor. El mejor producto del mercado, que se pude contratar a través de Raisin, lo comercializa la entidad de origen italiano Banca Sistema.  El banco ofrece una remuneración del 2,50% TAE a seis meses. Y ya fuera de Raisin, las mejores remuneraciones van desde el 1,60% que se puede encontrar en EBN Banco hasta el 2,27% de la Cuenta Facto. Sin embargo, y a diferencia de las letras del Tesoro, estos depósitos no son accesibles a todos los ahorradores.

El motivo está en el importe mínimo. Así, mientras que para invertir en deuda del Estado es necesario contar únicamente con 1.000 euros, para poder contratar un depósito de estas características se requieren más ahorros. En el caso de Banca Sistema y EBN Banco, un mínimo de 10.000 euros, mientras que para poder acceder al producto de Banca Farmafactoring (la Cuenta Facto) se debe contar al menos de 5.000 euros.

Paralelamente, el Tesoro también ha elevado el interés de las letras a doce meses hasta situarlas en el 2,998% desde el 2,474% de la anterior subasta de diciembre. En este sentido, sí que hay depósitos que pueden competir de tú a tú con la rentabilidad ofrecida por las letras. Se trata de las imposiciones a plazo fijo de la entidad eslovaca PrivatBank y de los italianos Banca Progetto y Banca Sistema, que ofrecen una remuneración del 3% y que se pueden contratar también a través de Raisin. 

En el caso de que el inversor conservador buscara un depósito con pasaporte español con una remuneración parecida no lo encontraría. El mejor producto a un año ofrece una rentabilidad del 2,15%, de EBN Banco, mientras que Cuenta Facto eleva la remuneración al 2,27% y está bajo el amparo del Fondo de Garantía de Depósitos italiano.

El papel del BCE en la subida de las rentabilidades 

¿Por qué están acaparando la atención del inversor? La explicación hay que buscarla en el Banco Central Europeo (BCE). Y es que a pesar de las subidas de los tipos de interés en la eurozona por parte del BCE, que los ha situado en el 2,5% en diciembre, éstas no han tenido su reflejo en los depósitos. No solo porque las remuneraciones están lejos de ese nivel, si no porque la gran banca se resiste a volver recuperarlos dentro de escaparate bancario. En cambio el papel del Estado sí que ha reflejado esta política más restrictiva del BCE, lo que le ha llevado a ofrecer el interés más elevado en una década.

Además, todo apunta a que la rentabilidad de las letras seguirá subiendo en las próximas subastas, puesto que el organismo que preside Christine Lagarde, reconoció en el comunicado de diciembre que debería acometer al menos otras dos subida de los tipos de interés no solo para controlar la inflación, sino encaminarla hacia el objetivo del 2% que persigue el BCE. Así, Rodríguez no descarta ver en próximas subastas un interés marginal próximo al 3,4%-3,5%, como consecuencia del carácter anticipatorio que tienen este tipo de activos. Ardura explica que es muy difícil hacer predicciones, pero cree que "estamos próximos a ver su estabilización" ya que el mercado descuenta unos tipos de interés en el 3,4%, aunque dependerá de la evolución de la economía europea y de la inflación. 

Y es que las letras a seis meses han pasado de ofrecer tipos negativos durante la primera mitad del año de 2022, arrancando en el -0,566% en enero, a volver a números positivos en julio, cuando el interés marginal se situó en el 0,134%. Esta vuelta a la rentabilidad positiva coincidió con la subida de medio punto del BCE, pero el gran acelerón en su rentabilidad lo registraron a partir de septiembre, cuando el organismo incrementó el precio del dinero en 75 puntos básicos. A partir de ahí, el comportamiento del papel a seis meses no ha hecho más que reflejar la evolución del precio del dinero de la eurozona.

Cristina Casillas
Redactora de Finanzas

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Información Económica por la misma universidad y experta en información económica por la Universidad de Zaragoza. He desarrollado toda mi actividad profesional en el mundo del periodismo económico, primero en la redacción de 'Europa Press' y luego en la revista 'Inversión' y el portal de noticias finanzas.com. Desde diciembre de 2022 formo parte del equipo de 'La Información'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento