El segundo que más sube de Europa

El Ibex mantiene un potencial del 22% en la recta final de su mejor año desde 2013

Un panel del Ibex 35, en el Palacio de la Bolsa.
El Ibex mantiene un potencial del 22% en la recta final de su mejor año desde 2013. 
EUROPA PRESS
Un panel del Ibex 35, en el Palacio de la Bolsa.

E Ibex 35 entra en la recta final de 2023, un ejercicio en el que que a pesar de los tiras y aflojas que ha sufrido, puede ser su mejor año en una década. La referencia bursátil española acumula al cierre de los mercados este viernes una revalorización del 13,8% y se coloca como el segundo índice entre los principales del Viejo Continente que más acelera, por detrás del FTSE Mib italiano (20,2%) en una subida que, de mantenerse, le llevarían a sellar sus mejores doce meses desde 2013, cuando se anotó un rebote del 21,4%, superando incluso la remontada de 2019 (+11,8%). 

Hasta la fecha, el índice se ha beneficiado de los vientos de cola que han soplado para algunos pesos pesados, entre los que destacan BBVA (+40,2%) o Banco Santander (+28,78%) dentro del sector bancario, así como el gigante textil Inditex (+37,9%) y el proveedor de soluciones tecnológicas para el turismo Amadeus (+24,1%). En mitad de los altibajos registrados a lo largo de estos diez meses y medio, marcados por el encarecimiento de la financiación y la pausa decretada el pasado octubre, así como por el conato de crisis financiera de la banca regional norteamericana, el índice se asentó la semana pasada sobre los 9.300 puntos, muy cerca de los 9.400, aunque ha llegado a poner a tiro la barrera de los 9.700 en momentos puntuales.

Partiendo de esta base y a cierta distancia todavía del nivel preCovid, estipulado en los 10.083 puntos que marcaba antes de que la fiebre pandémica contagiara al selectivo en febrero de 2020, existen dudas acerca de que pueda rebasar este umbral en lo que resta de 2023, salvo que el fenómeno conocido como 'rally' de Navidad sorprenda al mercado. Todo apunta a que habrá que esperar a 2024 para que esto ocurra, ante el optimismo depositado por los analistas en el Ibex 35. Tras las últimas actualizaciones, las casas de análisis otorgan al selectivo un recorrido a doce meses superior al 22%, hasta los 11.440 puntos.

El potencial es ligeramente inferior al que presentaba hace justo un año (24%), pero va en línea con el registrado el pasado mes de marzo, en pleno temor a que la crisis bancaria de EEUU y Suiza se extiendiera a la eurozona. El retraso en dar por zanjada la etapa del coronavirus ha sido uno de los factores en los que se han escudado los expertos a la hora de respaldar estas expectativas en torno al Ibex, en contraste con sus homólogos europeos, que baten con holgura los umbrales que marcaban a principios de 2020. Tras alejarse de los máximos históricos, el CAC 40 francés se mueve más de un 15% por encima de los 6.085 puntos que tocaba antes de que la fiebre pandémica atacase al índice; el FTSE Mib italiano oscila casi un 12% por encima, hasta los 28.504 puntos. 

No ocurre así en el caso del FTSE 100 británico, que aunque también ha alcanzado este año máximos históricos tras rebasar la barrera de los 8.000 puntos, ahora se encuentra un 1,3% por debajo del citado nivel, hasta los 7.360 puntos. Queda fuera de esta comparación el Dax alemán, que no excluye los dividendos de su capitalización y, por tanto, no se ve influido por el efecto deflactor que ejerce sobre la capitalización este descuento. Teniendo en cuenta este factor, el índice germano rebota más de un 10%, hasta los 15.234 puntos. 

Si se cumplen las estimaciones, el Ibex 35 tiene la oportunidad de colocarse en una cota inédita en ocho años, después de varios ejercicios lastrado por la incertidumbre económica como ocurrió en 2015, el Brexit, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la pandemia o la guerra de Ucrania, entre otros factores. En este sentido, Ignacio Cantos, director de inversiones de ATL Capital, subraya que el índice español ha sido uno de los que peor se ha comportado desde 2010 en comparativa europea, de ahí que los analistas vean una oportunidad de remontada a doble dígito que, en todo caso sería inferior a la de Fráncfort (23%), Milán (24%), en línea con la de Londres (22%), pero superior a la de la bolsa parisina (17,3%). 

"Sin tener en cuenta los impuestos extraordinarios, el panorama se aclara para la banca a raíz del aumento de los tipos de interés después de años que no han sido especialmente buenos para el sector", precisa Cantos, para agregar que parte del posible repunte puede descansar estos valores, dada su alta representación en el índice, cercana al 30%. Sin tener en cuenta cualquier factor que pueda condicionar al índice, como una recesión, el experto señala que "no deberían ser malos años para el Ibex 35, aunque todo dependerá de los resultados". Señala las perspectivas favorables, al menos en el corto plazo, que afrontan pesos pesados como Inditex, que está funcionando "muy bien", Amadeus, que ha dado carpetazo a la recuperación posCovid, además de Repsol, que encara buenas perspectivas siempre que los "márgenes de refino se mantengan". 

De su lado, Xavier Brun, director de renta variable en TREA AM, cuestiona el potencial y critica el componente cícliclo del índice, factor que puede lastrar al Ibex en el corto plazo. "Necesitamos que las empresas con grandes beneficios y menos expuestas a la evolución económica ganen peso dentro de la composición de la referencia bursátil", argumenta. Más optimistas se muestran desde Bankinter, que prevén que el siguiente ejercicio puede ser una etapa de transición para el Ibex. "El 2024 representará un punto de inflexión a mejor para los beneficios corporativos y la consolidación de la expectativa sobre bajadas de los tipos, que sólo se materializarán muy a final de año y continuarán en 2025", agregan, para señalar que bajo estas circunstancias, el contexto de mercado debería ser "más cómodo" y los riesgos deberían mitigarse a la baja, pese a que existen dudas sobre el crecimiento económico en Europa. 

Ante el impacto moderado de la guerra entre Israel y Hamás, el mercado ha puesto el foco en el final del ciclo de subidas de los tipos, aunque sin cerrar la puerta por completo. Al analizar por valores, firmas como Grifols o Cellnex Telecom, que se encuentran en pleno proceso de desinversiones para reducir deuda, son de las que más potencial del Ibex registran, un 56% y un 49%, respectivamente, junto a ArcelorMittal. También son significativos los descuentos de IAG (41,9%), Unicaja Banco, Acciona (40%) o Acerinox (37,7%). Hasta un total de 19 compañías de las 35 que integran el selectivo baten el 22% de potencial a doce meses que el consenso de 'Bloomberg' otorga al índice, entre los que también figuran Repsol (27,7%), Rovi (27,6%) o Inmobiliaria Colonial (22,7%). Por el contrario, Naturgy se mantiene como la única que se vende cara en bolsa para los analistas. En concreto, cotiza un 6,3% por encima de los 24,9 euros por acción que establece el consenso de 'Bloomberg'. 

Carmen Muñoz
Redactora Banca y Seguros

Graduada en Periodismo y Economía. Decidí hacer este doble grado para poder combinar mis dos pasiones: la información económica. En noviembre de 2021 aterricé en la mesa de 'La Información' donde me he curtido cubriendo una guerra a las puertas de Europa, una inflación inédita en décadas y la subida de los tipos de interés. Tras mi paso por la sección de Mercatia, ahora escribo de banca y seguros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento