Casi toda su posición

El fondo de Noruega dispara el préstamo de acciones a bajistas en Solaria al 3,14%

GRÁFICO SOLARIA MERCATIA 16/04
GRÁFICO SOLARIA MERCATIA 16/04
Nerea de Bilbao Yárnoz
GRÁFICO SOLARIA MERCATIA 16/04

El fondo soberano de Noruega (NBIM) se había hecho un hueco en el capital de Solaria como su segundo mayor accionista, solo por detrás de la familia Díaz Tejero y por delante de Blackrock. Pero su aumento de participación esconde malas noticias para la empresa española porque la mayoría de sus acciones han ido a manos de bancos de inversiones que prestan esos títulos a 'hedge funds' para que construyan posiciones cortas, es decir, los temidos inversores bajistas.

Según el registro de la CNMV, Norges Bank, el banco central noruego y custodio de las acciones del fondo soberano, notificó un cambio en su participación por el cual ha recortado su posición directa en acciones de Solaria del 2,35% al 1,33% a la vez que aumenta del 2,15% al 3,14% el porcentaje indirecto en instrumentos financieros, que en este caso se trata de un préstamo de valores a terceros. 

El fondo de Noruega está cediendo el uso de 3,9 millones de acciones, el 3,14% del 4,5% que controla en total, a inversores que está apostando a la baja contra Solaria. De este modo, los nórdicos prestan el uso de la mayor parte de sus acciones en propiedad a cambio del pago de un 'alquiler' aunque siguen siendo los dueños y pueden cancelar el contrato "en cualquier momento", según la notificación

¿Qué sentido tiene para el fondo noruego que otros inversores apuesten a la baja sobre su participada e, incluso, puedan llegar a dañar la cotización temporalmente? Para el citado fondo es una práctica habitual en aquellas empresas en las que se posiciona como inversor a largo plazo y no se plantea vender sus acciones por lo que busca maximizar el rendimiento de sus títulos mientras estos se deprecian.  

Además, los 'hedge funds' que operan en corto tienen que recomprarlas para devolvérselas a su legítimo propietario original y en ese proceso suelen provocar una recuperación de las cotizaciones. Desde que asumió las riendas del fondo noruego en en 2020, su actual consejero delegado, Nicolai Tangen, ha impulsado este tipo de operativa que tuvo gran recompensa tanto durante la pandemia como en 2022, mitigando las pérdidas en las caídas y batiendo así a sus índices de referencia.

Llueve sobre mojado para Solaria

Para Solaria, que un gran inversor institucional juegue a dos bandas como lo está haciendo el fondo de Noruega no algo novedoso. Precisamente, los problemas en su cotización en 2024 comenzaron a principios de año cuando Blackrock empezó a desplegar una operativa similar entre fondos de la propia gestora. 

De hecho, uno de sus fondos acumula un corto del -3,5% del capital en ese momento, seguido por JPMorgan con el -1%, Millenium (-0,76%), Point72 (0,59%) y AHL Partners (-0,5%). Entre estos cinco grandes inversores controlan el -6,4% del capital de la empresa española en posición corta, un paquete valorado en más de 60 millones de euros a los precios de mercado actuales.

BlackRock declara una participación del 3,85% a la CNMV, con el 0,9% en préstamo. Invesco tiene un 1,9% pero con un 1,04% en préstamo, mientras que Mirova Funds (Natixis) declara una participación del 3% en Solaria. DTL Corporación, de la familia Díaz Tejeiro, controla alrededor del 35% de las acciones de la empresa.

La compañía de energías renovables se ha convertido en el peor valor del Ibex 35 en lo que va de año con una caída acumulada del 48%, superando incluso a Grifols, inmersa en una crisis de reputación, un proceso forzado de desinversiones de activos y, en última instancia, la refinanciación de su deuda de 10.500 millones de euros. Solaria se ha convertido el acción favorita de los inversores en corto.

Ruben J. Lapetra
Coordinador de Mercados

Periodista especializado en finanzas y tecnología. Escribo desde hace más de dos décadas en diarios líderes de información económica. He participado en el desarrollo de producto del área de mercados en los medios digitales en los que he trabajado. Me apasionan los nuevos proyectos y el aprendizaje continuo. Formé parte de Expansión.com durante cerca de cuatro años hasta que me involucré, sin dejar de escribir, en lanzamientos como ElEconomista.es (2005), Cotizalia y Teknautas en ElConfidencial (2007-2012), LaInformacion.com (2009), Hemerotek (2013) y ElEspañol.com (2015). Ayudé a crear un índice de bolsa, otro de vivienda y trabajé en dos fintech (WebFg y Finect). A finales de 2018 me reincorporé a LaInformación.com para relanzar su área de mercados y cotizaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento