Nivel más alto desde 2012

Florentino Pérez acelera la autocartera de ACS ante la embestida de los bajistas

Florentino Pérez junta ACS bolo
Florentino Pérez acelera la autocartera de ACS ante la embestida de los bajistas
José González
Florentino Pérez junta ACS bolo

Muchas acciones tienen su reacción. Florentino Pérez, presidente de ACS, y el resto de responsables de la constructora son conscientes de ello y han decidido plantar cara a los bajistas. La medida llevada a cabo ha sido la compra de autocartera para sostener el precio de la acción, remunerar al accionista y dar alas a la recuperación que ha experimentado la compañía tras el crash de los mercados por la Covid-19. El impacto del coronavirus llevó a la compañía a marcar mínimos desde comienzos de 2013 a mediados del mes de marzo y desde entonces el empuje alcista ha hecho que esté cerca de multiplicar por dos su precio en tres meses pese a que cae un 32% durante este año, ocho puntos más que el Ibex 35. 

La constructora cuenta con dos bajistas que están presionando el precio a la baja. Ako Capital posee un 0,52% mientras que el porcentaje en Marshall Wace asciende al 1%. El segundo, el fondo de capital riesgo británico fundado por Paul Marshall e Ian Wace, ha incrementado, poco a poco, su ataque bajista puesto que a comienzos del mes de mayo su peso era de solo un 0,59% y prevé, como es habitual en la operativa de los 'cortos', sacar rentabilidad con la caída del precio de cotización. 

ACS es consciente de este ataque bajista y ha puesto toda la carne en el asador para plantarles cara. Esta semana la constructora comunicaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha comprado un 1,006% del capital en autocartera y sus acciones propias ascendían hasta el 7,456% del total de acciones, su nivel más alto desde 2012. Estos movimientos son significativos ya que han comprado más de 3,16 millones de títulos durante este mes de junio y dichas adquisiciones habrían supuesto un desembolso de más de 81,3 millones de euros. 

Estas operaciones se enmarcan dentro de su 'Programa de recompra de acciones, estabilización y autocartera', según ha notificado a la CNMV, que ha sufrido cambios durante este año. El 24 de febrero señaló que el objetivo era reducir el capital de ACS mediante la amortización de acciones propias y así no provocar un efecto dilutivo en el accionista, a la par que incrementa la rentabilidad. El número máximo de acciones a adquirir era de 10 millones de títulos (3,18% del capital), la inversión máxima de 370 millones de euros y permanecería vigente hasta el 30 de septiembre de 2020. Posteriormente, el 25 de mayo comunicó la ampliación en 12 millones de títulos, con una inversión máxima de 660 millones de euros, y amplió el plazo hasta el 31 de marzo de 2022. Casi un mes después, el 23 de junio, optó por reducir esa fecha en un año, es decir, hasta el 31 de marzo de 2021. 

Este programa de recompra de acciones ha alcanzado, en poco más de cuatro meses de vigencia, la mitad de su inversión máxima, según los datos recopilados por La Información. La constructora, en sus notificaciones realizadas a la CNMV, ha adquirido al amparo de dicha iniciativa alrededor de 13,9 millones de títulos, por los que ha desembolsado 317 millones de euros (la inversión máxima son 660 millones de euros o 22 millones de títulos representativos del 6,99% del capital). 

ACS también 'engorda' su autocartera puesto que el próximo 9 de julio hará frente al pago de su dividendo de 1,38 euros por acción. Esta retribución la hace bajo la modalidad de 'scrip dividend', por lo que el accionista puede elegir entre el pago en efectivo o en acciones, siendo la segunda opción la más elegida en los últimos años. Este cobro en títulos es lo que obliga a la compañía a gozar de más títulos en autocartera para hacer frente a la asignación de una nueva acción por cada 16 antiguas, como es el caso de este año. 

El grupo presidido por Florentino Pérez ha cumplido con sus accionistas y ha decidido mantener su política de retribución, que supone un desembolso de casi 490 millones de euros en el próximo pago, de los que la mayor parte serán pagos en acciones. Además, lo ha hecho pese a que multitud de compañías de la bolsa española han decidido dar marcha atrás ante el impacto de la Covid-19 en sus resultados, aplazando o suspendiendo no solo el dividendo sino también la recompra de acciones. 

Pese al mal comportamiento en bolsa durante 2020, los bancos de inversión son optimistas respecto a la evolución de ACS . El consenso de mercado recomienda 'comprar' sus títulos y le asignan un precio objetivo de 31,5 euros, lo que le otorga un potencial a doce meses superior al 40%. Sergio Ávila, analista del bróker IG, ha señalado a La Información a raíz del ataque de los bajistas que "los inversores en corto están valorando el impacto negativo que tendrá la crisis del coronavirus en sus cuentas y sobre todo se fijan en Abertis, debido a la grave crisis por la que está pasando su socio italiano Atlantia, que se encuentra en riesgo de suspensión de pagos si le revocan las concesiones de Aspi. Esto tendría un impacto directo en Abertis y por ende en ACS". No obstante, desde la compañía mantienen otro mensaje bien distinto al mercado ya que "la compra de autocartera es un movimiento para dar confianza a los mercados y mantener el precio de las cotizaciones. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento