Récord desde 2017

Diez bajistas reúnen el 10% de Solaria en corto con ayuda de BlackRock y Noruega

Una señal de 'prohibido' delante de la sede de Solaria.
Diez bajistas reúnen el 10% de Solaria en corto con ayuda de BlackRock y Noruega
Eduardo Parra / Europa Press
Una señal de 'prohibido' delante de la sede de Solaria.

Hasta diez grandes 'hedge funds' se agolpan a las puertas de Solaria a la espera de que caiga en bolsa. Estos inversores bajistas han logrado reunir cerca del 10% del capital de la compañía española, según los registros de CNMV, un récord desde que varios fondos rodearon a la cadena de supermercados Dia en 2017, mientras el holding de capital ruso Letterone de Mijaíl Fridman tomaba el control del grupo.

Fondos de firmas de talla mundial como Citadel (-0,67%), Blackrock (-3,48%), JPMorgan AM (-1,08%) o Franklin Templeton (-0,61%), junto a otros especialistas en posiciones bajistas menos conocidos como PDT Partners (-0,5%), Cubist (-0,52%), Qube (-0,69%), Marble (-0,94%), Pertento (-0,7%) y Walleye (-0,51%) han convertido a Solaria en la compañía objetivo número uno de estos inversores.

Todas ellas superan el 0,5% del corte que la CNMV marca para obligarles a notificar su posición en la empresa española dedicada a la energía solar. A las diez franquicias de inversión citadas habría que sumar también los hedge funds de Millenium y AHL Partners, aunque su participación ha caído por debajo de ese nivel esta semana y, teóricamente, su presencia deja de contar aunque tengan todavía cortos.

La aglomeración de inversores bajistas sobre Solaria se produce cuando la empresa afronta un difícil contexto sectorial por el empuje de los competidores chinos y el inicio de una guerra arancelaria en Estados Unidos que ha elevado las barreras a las empresas asiáticas en ese país, con una sobretasa del 25% al 50% para sus placas solares, una penalización enfocada a favorecer a las compañías 'made in USA'.

La compañía controlada por la familia Díaz Tejeiro, con un 34,9% de Solaria a través de la sociedad DTL Corporación,  se ha consolidado en 2024 como el peor valor del Ibex 35 con un descenso acumulado cercano al 40%, superando así a la farmacéutica Grifols, aquejada de una crisis de confianza entre los inversores después de las sombras contables en sus cuentas y de gobernanza corporativa que señaló Gotham.

En el caso de Solaria, el olfato de los inversores bajistas todavía no ha encontrado el punto débil de la fotovoltáica que le llevará a caer en bolsa, pero la creciente presencia de 'hedge funds' está despertando la suspicacias del mercado. Tres de los mayores accionista institucionales de la empresa española están, además, ayudando los operadores en corto a través del préstamo de valores.

El caso más flagrante es el de BlackRock, que declara una participación del 3,85% en Solaria y, de ese porcentaje, un 0,95% del capital esta prestado a otros inversores. A la vez, uno de los 'hedge funds' de la misma gestora está posicionado a la baja con el citado -3,48%. Visto de otro modo, la posición agregada del gigante de los ETFs gana más con la caída que con la subida en bolsa de la fotovoltáica, no solo por los cortos, sino por el 'alquiler' que cobra por las acciones cedidas. 

De forma similar, la gestora británica Invesco tiene prestado el 1,04% del 3% que declara en Solaria. Es otro de los suministradores destacados de acciones a los inversores bajistas. Igualmente, Norges Bank, custodio de las acciones del fondo soberano de Noruega, declara a la CNMV que control el 3,96% de la empresa solar, si bien hasta un 3,17% (el 80% de la participación total) está constituido como préstamo. Entre los tres inversores institucionales mantienen algo más del 5% del capital de Solaria bloqueado como préstamo para los bajistas, una circunstancia temporal porque estos devolverán las acciones a sus legítimos dueños cuando terminen de usarlas y, para ello, tienen que recomprarlas en mercado.

Ruben J. Lapetra
Coordinador de Mercados

Periodista especializado en finanzas y tecnología. Escribo desde hace más de dos décadas en diarios líderes de información económica. He participado en el desarrollo de producto del área de mercados en los medios digitales en los que he trabajado. Me apasionan los nuevos proyectos y el aprendizaje continuo. Formé parte de Expansión.com durante cerca de cuatro años hasta que me involucré, sin dejar de escribir, en lanzamientos como ElEconomista.es (2005), Cotizalia y Teknautas en ElConfidencial (2007-2012), LaInformacion.com (2009), Hemerotek (2013) y ElEspañol.com (2015). Ayudé a crear un índice de bolsa, otro de vivienda y trabajé en dos fintech (WebFg y Finect). A finales de 2018 me reincorporé a LaInformación.com para relanzar su área de mercados y cotizaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento