Como alternativa a la banca

El BCE insta a las empresas a que emitan deuda para blindarse contra el Covid-19

El consejo ejecutivo del BCE: Lane, Guindos, Schnabel, Lagarde, Panetta y Mersch.
El consejo ejecutivo del BCE: Lane, Guindos, Schnabel, Lagarde, Panetta y Mersch.
BCE / L.I.
El consejo ejecutivo del BCE: Lane, Guindos, Schnabel, Lagarde, Panetta y Mersch.

Hay alternativa al crédito bancario. Y más beneficiosa y conveniente para las empresas solventes ante la actual crisis de la pandemia Covid-19. Es lo que cree el Banco Central Europeo (BCE), que destaca los efectos para la estabilidad financiera y  la transmisión monetaria de las compras de deuda del sector público y privado bajo el Programa de Compra de Activos (APP) y el Programa de Compra de Emergencia pandémica (PEPP), su bazuca 'anticrisis' de 750.000 millones de euros.

"Las compras de activos del sector privado son un elemento importante y específico de la respuesta política del BCE a las perturbaciones económicas causadas por la crisis de salud de Covid-19", explican el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, y la consejera, Isabel Schnabel, en un artículo publicado este viernes.

Los dos miembros del consejo señalan tres motivos de sus efectos beneficiosos: primero, mejora la transmisión monetaria; segundo, provee de liquidez a los mercados ayudando a las empresas a emitir deuda y, en tercer lugar, las compras de pagarés por parte del BCE incorporan "incentivos adicionales" para que las empresas acudan a los mercados de capitales a financiarse.

La autoridad monetaria también señala un cuarto ángulo positivo: las emisiones de empresas solventes liberan capacidad de crédito de la banca que puede destinarse a otras compañías más pequeñas, autónomos y hogares que necesiten crédito ante el 'shock' actual.

"Es probable que un giro hacia una financiación más basada en el mercado tenga beneficios que van más allá de mitigar las consecuencias de la crisis actual", explican los dos miembros del comité ejecutivo del banco central.  El pasado 19 de marzo, el BCE anunció por sorpresa la puesta en marcha del PEPP con el objetivo de comprar renta fija pública y privada por 750.000 millones en 2020 sin restricciones en los límites de compra por emisor -frente al 33% anterior- e incorporando nuevos instrumentos a su abanico de adquisiciones como el papel comercial, pagarés y más deuda corporativa de las empresas.

Uno de las razones de peso de su puesta en marcha fue la tensión en los mercados y el bloqueo para algunas compañías a la hora de poder emitir. Ahora el BCE considera que ha cumplido su primer objetivo con el PEPP de calmar a los mercados y estos se han vuelto a reabrir como han demostrado algunas grandes empresas como Iberdrola, Amadeus o Red Eléctrica, que han emitido en dos días cerca de 2.000 millones de euros en deuda de distinto tipo y acciones por valor de otros 750 millones.

Las emisiones se han reactivado

"Tras el anuncio inicial, la actividad en el mercado primario de papel comercial no financiero se ha recuperado. Solo el primer día de compras, el Eurosistema pudo comprar 1.500 millones de euros de 'papel comercial no financiero' (que excluye a los bancos). Parece que estas compras han tenido el efecto deseado ya que muchos programas de papel comercial inactivos han sido reactivados por nuevas emisiones. Esto es alentador para el funcionamiento general del mercado".

El BCE realiza una recomendación velada por los pagarés y los bonos como elemento de liquidez para las empresas en el momento actual. La autoridad monetaria que preside Christine Lagarde sí puede comprar renta fija privada, pero de momento tiene restringido la compra de acciones -que tienen menores garantías de cobro que los bonos-.  Guindos y Schnabel recuerdan que el lanzamiento de CSPP en 2016 -su programa de compras de deuda corporativa anterior a la actual crisis - ha tenido un efecto catalizador en la emisión de bonos corporativos.

"En la coyuntura actual, muchas compañías pueden ser reacias a cambiar a nuevos modos de financiación, y los participantes en el mercado financiero en algunos estados miembros pueden carecer de la infraestructura y experiencia de mercado relevantes", explican en su artículo, por eso instan a las emisiones transfronterizas en el mercado de pagarés "para ayudar a aprovechar la efectividad de nuestras medidas de política monetaria" y destacan la amplia actividad del mercado francés, que supone buena parte de los 75.000 millones de euros, excluyendo a los bancos, emitidos por empresas europeas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento