Euríbor

Por qué los bancos ofrecen ahora más hipotecas variables con intereses bajos

Una vivienda.
Una vivienda.
Imagen de rawpixel.com.
Una vivienda.

España ha sido tradicionalmente un país de hipotecas variables. Durante años, los bancos han privilegiado este modelo de préstamo hipotecario por encima del tipo fijo, con condiciones mucho menos competitivas e intereses más abultados. Esta preferencia por las hipotecas "fluctuantes" dio un giro en 2016, cuando el euríbor se situó por primera vez por debajo del 0% y los tipos variables, que dependen en su mayoría de este índice de referencia, dejaron de ser rentables. Las entidades apostaron entonces por conceder hipotecas fijas más baratas, con las que podían ganar más dinero a corto plazo.

Esta estrategia de mercado, que se materializó durante los siguientes cinco años, ha sido un éxito rotundo. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadística, alrededor del 60% de los préstamos hipotecarios contratados en 2021 fueron a tipo fijo. Sin embargo, como apuntan los analistas del comparador financiero HelpMyCash, parece que el reinado de las hipotecas fijas está llegando a su fin con la reciente subida del euríbor. Los bancos ya mueven ficha y han empezado a aumentar su precio para adaptarlo al encarecimiento del interés variable.

El temor a la subida de los tipos dispara el euríbor

El Banco Central Europeo (BCE) llevaba meses oponiéndose tajantemente a subir los tipos de interés en la eurozona para contener la inflación, que en enero alcanzó el 5,1%, muy por encima del objetivo del 2% comunitario. A pesar de esta resistencia inicial, a principios de febrero, la presidenta del organismo, Christine Lagarde, dejó abierta la posibilidad de recurrir a esta medida si la inflación continuaba en ascenso, lo que ha provocado un terremoto en el mercado hipotecario.

El euríbor, con un valor por debajo del -0,4% desde septiembre de 2020, ha subido en febrero hasta alcanzar un registro provisional del -0,334%. Según explican desde el comparador HelpMyCash, esta subida drástica no solo afecta a las hipotecas variables que ya están contratadas, cuyas cuotas se encarecerán cuando se revise su interés, sino también a los préstamos hipotecarios fijos que concedan los bancos a partir de ahora: más caros para adaptarse a los nuevos precios de las variables.

BBVA y Bankinter apuestan por las hipotecas variables

De momento, BBVA y Bankinter, ya han abaratado sus hipotecas variables y han encarecido sus préstamos hipotecarios a tipo fijo. Con un euríbor al alza, estos bancos esperan ingresar más dinero con sus tipos variables a medio y largo plazo. De ahí su cambio de estrategia para atraer clientes hacia esta modalidad. 

BBVA, por ejemplo, ha rebajado el interés inicial de su Hipoteca Variable, que se aplica durante el primer año: del 1,99% al 0,99%. A partir del segundo año, el tipo se mantiene en el euríbor más 0,99%. En paralelo, ha subido el interés de su hipoteca fija del 1% al 1,35% para un plazo de hasta 15 años, del 1,20% al 1,40% a 20 años, del 1,30% al 1,45% a 25 años y del 1,45% al 1,50% a 30 años.

Bankinter ha seguido la misma estrategia. El interés de su Hipoteca Variable ha bajado del euríbor más 0,99% al euríbor más 0,85% (y del 1,99% al 1,25% el primer año). En cambio, los tipos de su Hipoteca Fija han subido del 1,25% al 1,45% a 10 años, del 1,25% al 1,50% a 15 años, del 1,30% al 1,55% a 20 años, del 1,35% al 1,60% a 25 años y del 1,45% al 1,65% a 30 años.

Bankinter también ha aplicado esta táctica con su marca online COINC, con la que concede préstamos hipotecarios a través de Internet. El interés de la Hipoteca Variable de COINC ha bajado del euríbor más 0,89% al euríbor más 0,80% (del 1,89% al 1,50% el primer año). Y el de la Hipoteca Fija de COINC ha subido del 1,25% al 1,30% a 10 años, del 1,25% al 1,35% a 15 años, del 1,30% al 1,40% a 20 años, del 1,35% al 1,45% a 25 años y del 1,40% al 1,50% a 30 años.

Interés fijo, el más atractivo para los clientes prudentes

Si el euríbor sigue cotizando al alza los próximos meses, es probable que otros bancos se sumen a esta estrategia de rebajar los intereses variables y subir los fijos. El objetivo es seducir a los clientes para que contraten una hipoteca variable, con cuotas, a priori, más bajas que las de un préstamo a tipo fijo, pero a merced de la subida del euríbor por encima del 0%.

Según HelpMyCash, contratar una hipoteca variable asocia más riesgos: si el euríbor sube, las cuotas del préstamo serán más caras. Además, es imposible predecir cuánto puede aumentar el índice en los próximos meses. Por ello, solo es aconsejable para aquellos que quieren pagar poco a corto plazo y pueden asumir un posible encarecimiento de sus mensualidades. En cambio, para los clientes que valoran la estabilidad, decantarse por un interés fijo puede ser una opción más acertada, sobre todo ahora que los bancos aún ofrecen tipos fijos por debajo del 1,50%. En la página web de HelpMyCash se pueden consultar todas las claves para elegir la modalidad de interés más adecuada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento