Cuenta nómina

Unicaja refuerza su estrategia y se lanza a captar clientes en plena revuelta por la opa de BBVA sobre Sabadell

La entidad malagueña rescata la promoción del pago en efectivo al domiciliar los ingresos mensuales y sigue la ofensiva impulsada por otros grandes competidores que han visto en esta iniciativa un puntal de crecimiento.
Sucursal Unicaja
Una sucursal de Unicaja
Daniel Pérez | Daniel Pérez
Sucursal Unicaja

La guerra por captar nóminas se mantiene como el principal campo de batalla del sector bancario. En medio de la reticencia a adecuar la remuneración del pasivo a los tipos de interés oficiales, algunas de las grandes entidades han apostado por la fórmula del pago en efectivo para crecer en clientes. En este sentido, una de las últimas en actualizar su campaña comercial ha sido Unicaja, que ofrece hasta 400 por domiciliar los ingresos recurrentes. La entidad con sede en Málaga ha reactivado esta estrategia enfocada en intensificar la vinculación, incluyendo además la posibilidad de recibir bonificaciones por la contratación de una tarjeta de crédito o una póliza de seguros.

Unicaja rescata esta oferta -finalizada hace unos meses- con una mejora del pago en efectivo, aunque elimina la remuneración del saldo en la cuenta. El banco, que a cierre de 2023 contaba con una cuota del 3,9%, según datos de la consultora Inmark, se suma a la ofensiva impulsada por otras entidades como CaixaBank, líder en ese segmento. En concreto, el banco presidido por Ignacio Goirigolzarri avivó la pugna el pasado mes de mayo cambiando el regalo de los televisores Samsung por 250 euros en efectivo al domiciliar la nómina, promoción que también se extendió a Imagin.

La puesta en marcha coincidió con el lanzamiento de la opa hostil de BBVA sobre Banco Sabadell, que si bien aún no se sabe con certeza si saldrá adelante, ha empujado al sector a afinar el olfato. Una de las lecciones que ha dejado la concentración bancaria vivida en los últimos años en España a raíz de la crisis financiera es que cualquier integración aboca irremediablemente a la nueva entidad resultante a la pérdida de clientes bien a causa de las duplicidades de usuarios que se puedan dar o por la búsqueda de cobijo en la competencia ante la incertidumbre derivada del proceso.

En este contexto, el sector se ha puesto a pescar en aguas revueltas. Desde las entidades de corte más tradicional a los neobancos, esta operación se ha convertido en una oportunidad de expansión. Destaca ING que ha anunciado recientemente un 'Plan Amigo' enfocado en clientes nómina y regala 50 euros a todos aquellos que traigan un nuevo cliente, que recibirán 250 euros, así como MyInvestor, que ha llegado a un acuerdo con Cabify para premiar con 25 euros en viajes a aquellos que abran una cuenta corriente remunerada con un 2,5% de rentabilidad.

Banco Santander, por su parte, extendió el pasado mes de abril la oferta de 400 euros con la intención de extenderlo hasta el próximo mes de octubre, mientras Bankinter mantiene su apuesta por la remuneración del ahorro. En lo que respecta a las entidades involucradas en la opa 

-BBVA y Sabadell- siguen con su política comercial. La entidad de origen vasco está centrada en la bonificación de los recibos en contraste con el banco con sede en Alicante, que además de bonificar los recibos de luz y gas también remunera el ahorro al 2%.

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha sido uno de los pocos que se ha atrevido a admitir abiertamente en público la “oportunidad” que supone para la banca mediana una mayor consolidación bancaria. Factor influido por el hecho de que el cliente es cada vez "menos paciente" con la integración, según apuntó el banquero. Desde BBVA han vendido la propuesta para crear este megabanco como un proyecto “beneficioso” para los clientes, ya que les permitirá ofrecer "mejores precios", según han defendido desde el equipo directivo.

No obstante, las declaraciones chocan con las vertidas por el Gobierno, desde el que esgrimen que la operación tendrá "efectos lesivos potenciales", o desde las propias asociaciones de consumidores, que alertan de que la mayor concentración les dará una mayor capacidad de fijación de precios, redundando en una menor competencia cuyos efectos podría notarse a la hora de pagar por los depósitos o en los intereses de las hipotecas. 

Carmen Muñoz
Redactora Banca y Seguros

Graduada en Periodismo y Economía. Decidí hacer este doble grado para poder combinar mis dos pasiones: la información económica. En noviembre de 2021 aterricé en la mesa de 'La Información' donde me he curtido cubriendo una guerra a las puertas de Europa, una inflación inédita en décadas y la subida de los tipos de interés. Tras mi paso por la sección de Mercatia, ahora escribo de banca y seguros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento