Despido colectivo

Los sindicatos pasan al ataque en el ERE de Vodafone y convocan huelgas en toda España

Arrancan movilizaciones contra las salidas lanzadas por el fondo británico Zegona, que han calificado de "inustificable". La operadora había planteado 24 días por año trabajado y con 14 mensualidades.
Logo vodafone
Los sindicatos pasan al ataque en el ERE de Vodafone y convocan huelgas en toda España
Europa Press
Logo vodafone

La negociación de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Vodafone España se calienta. Las organizaciones sindicales mayoritarias han planteado dos días de huelga y paros parciales en todos los centros de trabajo de la operadora de telecomunicaciones en el país a lo largo del mes de julio. El objetivo es presionar a la dirección del grupo, que ha puesto sobre la mesa una primera propuesta con apenas 24 días por año de trabajado y un tope de 14 mensualidades de indemnización para el máximo de prácticamente 1.200 empleados afectados.

Según explican fuentes de CCOO, uno de los tres sindicatos mayoritarios junto con UGT y STC, se han registrado hoy formalmente las solicitudes ante la Dirección General de Trabajo para convocar varios paros parciales de dos horas desde principios del próximo mes (se finaliza el periodo de consultas el día 18), junto con dos jornadas de huelga completa de 24 horas en todos los centros de trabajo. Aún queda pendiente toda la puesta en marcha de servicios mínimos y la organización de esas jornadas, junto con otras movilizaciones.

Ya en el año 2019, cuando se puso sobre la mesa otro ERE que afectaba a un máximo de 1.200 empleados, se convocaron varias jornadas de huelga de 24 horas con el objetivo de reclamar la retirada del expediente. En aquel momento se llevó al Servicio Confederal de Mediación y Arbitraje (SIMA). En este caso de hace un lustro también se hicieron paros parciales durante varios días.

El objetivo en este año 2024 es muy similar: presionar para la retirada del ERE o, al menos, para la mejora de las condiciones del mismo, con una reducción de la afección, la voluntariedad total y otras medidas. Desde CCOO ya han puesto sobre la mesa la creación de una comisión específica para tratar decisiones "no traumáticas" retirando el ERE. Desde las organizaciones siguen, en paralelo, estudiando la 'letra pequeña' de la memoria de más de 500 páginas entregada por la dirección donde se especifica el reparto de las salidas o la justificación.

Rechazo frontal

Ya este martes, cuando conocieron de primera mano en la reunión para constituir la mesa de negociación las condiciones generales, los dos sindicatos mayoritarios -CCOO y UGT- rechazaron de manera frontal la medida y la calificaron de "injustificable". Ambos se preguntaban cómo era posible que se adujera la situación económica de la compañía como factor determinante para aprobar esta medida cuando era algo conocido durante la 'due diligence' ejecutada en el marco de la adquisición de la compañía por Zegona.

Como ya se apuntó en un primer momento, los sindicatos se preparaban para un 'ERE duro'. "Es una barbaridad; no va a ser fácil que haya un acuerdo", explican fuentes del comité de empresa. Este despido colectivo, que es el quinto que se produce en la teleco en los últimos once años, es de máximos, pondrá a prueba la estructura corporativa de la teleco y ha puesto en pie de guerra a los sindicatos.

Primera propuesta de mínimos

La primera propuesta económica que se ha puesto sobre la mesa ha despertado duras críticas de los sindicatos, al superar por muy poco el mínimo legal. Se plantea una indemnización de 24 días por año trabajado con un límite de 14 mensualidades. Esto queda muy lejos de los 33 días con 24 mensualidades que se plantearon inicialmente en el año 2021, el último ERE que lanzó la operadora -entonces bajo el paraguas del grupo británico-. Este acabó con prejubilaciones -sin voluntariedad- y con 50 días por año. 

La empresa lo ha justificado en la necesidad de "garantizar la viabilidad y competitividad del negocio a futuro". Insisten en que es la "única fórmula" para lograrlo. Apuntan, por tanto, a que se debía a razones económicas, productivas y organizativas, "determinadas por el fuerte deterioro financiero y comercial". Las pérdidas económicas han sido cuantiosas durante el último lustro. Pero desde las organizaciones sociales insisten en que en el último ejercicio fiscal, que acabó el pasado mes de marzo y que era el último bajo el paraguas del grupo británico, se recortaron esos 'números rojos' hasta apenas 5 millones de euros.

Jesús Martínez

Periodista económico nacido en tierras andaluzas (Jaén, 1983). Me incorporé al equipo de La Información a principios del año 2018 para cubrir el sector de las telecomunicaciones, las startups y las grandes empresas tecnológicas. Anteriormente, me ocupé de la misma área informativa en el diario 'El Español' desde su fundación. Durante los años previos colaboré en diversos medios como 'El Confidencial', 'Expansión' y las revistas 'Forbes' o 'Emprendedores'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento