Principal adquisición 'tech'

Santander paga 45 millones por el 6% de la fintech Ebury a la espera del regulador

  • El banco ha hecho un primer pago, mientras se cierra toda la transacción tras la 'luz verde' del regulador, que coloca la valoración en 700 millones.
Ebury
Ebury
EBURY - Archivo
Ebury

Banco Santander da el primer paso para hacerse con la mayoría accionarial de la startup fintech española Ebury. La entidad presidida por Ana Botín ha puesto sobre la mesa más de 45 millones de euros para quedarse una parte minoritaria de los títulos. ¿Y el resto? Se abonará cuando la transacción haya finalizado a lo largo de los próximos meses, tras la luz verde del regulador. Con esta primera compra de títulos, la valoración de la plataforma de intercambio de divisas se sitúa en los 700 millones de euros.

El banco quería hincar el diente al segmento del intercambio de divisas en pagos y transferencias internacionales. Y decidió hacerlo a través de la chequera y no tanto con un desarrollo interno propio. El pasado mes de noviembre formalizó la compra del 50,1% de la startup nacida a caballo entre España y Reino Unido. Fundada en el año 2009 por los españoles Juan Lobato y Salvador García, se centra en las pequeñas y medianas empresas que deben afrontar pagos internacionales. La entidad se hacía con el control de la compañía, a la que dejará operar de manera independiente y con la que incluso competirá.

Ahora, el banco ha hecho un primer desembolso de 40 millones de libras esterlinas (aproximadamente 45 millones de euros al cambio actual). Con ello ha adquirido el 6,4% de las acciones de la startup 'fintech'. Los otros 360 millones, entre ampliación de capital y recompra de títulos a los socios actuales, se deberán hacer tras el cierre definitivo con la autorización del regulador. ¿La fecha? No hay un plazo concreto y en el informe anual presentado ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se limitan a asegurar sólo que será en 2020.

La valoración que se desprende de esta transacción es algo más baja respecto a lo comunicado en noviembre: unos 700 millones de euros. Se trata de una transacción entre accionistas, por lo que todo apunta a que se ha firmado con un cierto descuento respecto a la valoración completa de la compañía tras la ampliación que se haga. La compañía, con sedes en Londres, Madrid y Málaga, cerró el año pasado, según el mismo informe, con pérdidas 22 millones de euros. Contaba con 39 millones de euros de capital y reservas. Hasta la fecha había levantado más de 110 millones de euros en diferentes rondas de financiación con grandes inversores de Silicon Valley como Greylock y otros fondos como Vitruvian Partners.

Según las propias cifras de Santander, Ebury cuenta con más de 43.000 pymes activas en su plataforma, en 17 países y con un crecimiento en el volumen de transacciones completadas por cliente de más del 20% y en los ingresos totales del 45%. El banco español no quiere absorberlo como tal y por tanto la startup mantiene sus planes de salida a bolsa a medio plazo, aunque Botín y su equipo siempre se podrán guardar el as en la manga de adquirir el resto de las acciones. Sea como sea, esta es la mayor compra que ha completado en el sector hasta la fecha.

Esa independencia también se ve en el próximo paso que dará Santander con una nueva aplicación móvil centrada en los pagos internacionales con divisas. Se llama PagoFX, y después de meses de retraso en la autorización como entidad de pagos por el regulador británico, ultima su lanzamiento oficial después de que le hayan inyectado 2 millones de libras esterlinas en capital inicial. Su objetivo es centrarse en una primera fase en clientes particulares para, posteriormente, atacar el segmento de pequeñas y medianas empresas. Justo el que ocupa Ebury, aunque ésta no sólo se centra en la gestión de las divisas sino también en la cobertura de riesgos o en la financiación a la importación de productos.

La de Ebury no es la única adquisición que la entidad ha completado en el sector digital en los últimos meses. El grupo ha incluido en su perímetro la plataforma de compraventa de coches en internet Coches.com, de la que el 93% fue incorporada a comienzos de este ejercicio 2020. El precio de esta transacción, la cual tiene por objeto completar la oferta para concesionarios y usuarios finales a través de su filial de crédito al consumo, no se desveló. Pero en el informe anual se asegura que el valor en libros es de 18 millones de euros.

Las cifras de sus inversiones

Al margen de las compras directas, Santander mantiene su estrategia de inversión en startups fintech de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa a través de su brazo Innoventures. El fondo se gestiona a través de una sociedad con sede en Reino Unido que ha disparado su valor en libros en el último año. En 2019, según el referido informe, ha pasado de 87 millones a 117, mientras que el capital y las reservas se han multiplicado por más de dos hasta los 187 millones. Logró unos beneficios netos de 14 millones.

Desde su lanzamiento en el año 2014 ha invertido en más de una treintena de compañías de alto crecimiento. Durante el pasado ejercicio irrumpió en el accionariado de la mexicana Klar, que busca ser la alternativa mexicana a las tarjetas de crédito; en la estadounidense Trulioo, centrada en la verificación de identidades online, y en Securitize, que ofrece una solución global para la emisión y gestión de activos digitales con blockchain. Ésta última está cofundada y liderada por el español Carlos Domingo, exjefe de Innovación de Telefónica Digital.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento