Antes de la junta general

Los mayores proxys del mundo se dividen ante los cambios en la gobernanza de Indra

ISS pide votar en contra de los poderes ejecutivos de Marc Murtra y la entrada de Escribano por la minoría de independientes y Glass Lewis da por buena la argumentación y dice que "monitorizará" el tamaño del consejo.
Indra plan estratégico Marc Murtra y José Vicente de los Mozos
Indra plan estratégico Marc Murtra y José Vicente de los Mozos
Indra
Indra plan estratégico Marc Murtra y José Vicente de los Mozos

División de opiniones clara de los mayores asesores de voto del mundo respecto a los cambios en la gobernanza de Indra que se votarán en la próxima junta general de accionistas. ISS opta por recomendar el rechazo tanto a la ratificación de los poderes ejecutivos del presidente, Marc Murtra, como la entrada de Escribano con un dominical por la minoría de los independientes. Por su parte Glass Lewis cree que no existe ningún aspecto que deba preocupar a los accionistas y sólo se limita a señalar con el dedo el punto en el que el grupo pretende reducir a la mitad el tiempo de preaviso para convocar asambleas extraordinarias.

En el informe de ISS, consultado por La Información, la firma asegura que la clave para recomendar su voto en contra está precisamente en la "insuficiente independencia" del consejo para una compañía que no está controlada mayoritariamente por ningún accionista. Hay que tener en cuenta que estos representantes independientes sumarán el 44% del total. Además, insiste en que el consejo no cumple con la recomendación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que al menos el 40% de los miembros del órgano de decisión sean mujeres (serán el 33%).

Glass Lewis lo ve diferente en su informe. Pese a esa posición de los siete consejeros independientes frente a los nueve -entre ejecutivos y dominicales-, no recomienda votar en contra. Aunque normalmente suele plantearlo en caso de que el consejo no sea lo suficientemente independiente, "generalmente aceptamos la presencia de representantes de accionistas significativos en proporción a su capital o participación con derecho a voto en una empresa". Es decir, da por bueno el argumento de que quien entra lo hace con una posición relevante -un 8% del capital- por lo que sí que se permitiría incumplir esa norma general del 50%.

Una de las consecuencias de los cambios en el consejo está relacionada con el tamaño. Éste se mantiene invariable en los dieciséis sillones, pues se sustituye a una representante independiente por un dominical. Pero sigue estando uno por encima de la recomendación de la CNMV. Glass Lewis cree que los máximos órganos de las empresas cotizadas españolas deberían limitarse a esos 15 miembros. "Dado el fundamento razonable de la compañía para el tamaño del consejo, monitorearemos este problema en el futuro", apunta.

La empresa presidida por Murtra y con José Vicente de los Mozos como CEO insistió ante la CNMV que la nueva composición del consejo tiene un "carácter coyuntural" para dar respuesta a la petición de Escribano. Era una forma de congraciarse con el regulador bursátil. También entiende que es una fórmula "transitoria" que debería ir adaptándose y restableciendo los equilibrios "según se avance en la implementación del plan estratégico". Es decir que se prevén cambios en los próximos tres años, periodo de vigencia de esa hoja de ruta.

Hasta ahora Escribano había sido vista en el mercado como una compañía especialmente cercana a Moncloa -una parte muy significativa de su negocio depende del mercado español-. Su relación con Indra no fue especialmente estrecha en el pasado, pese a su colaboración en varios proyectos industriales. Su irrupción generó algunas suspicacias internas. Pero ésta permitirá construir un grupo de accionistas españoles con Sepi y el fabricante vasco Sapa, más allá del fondo de inversión Amber Capital, capitaneado por Joseph Oughourlian.

Otros puntos controvertidos

Más allá de los cambios en la composición del consejo, hay otro punto que es señalado por uno de los proxys en su informe. Se trata de una modificación del reglamento por el cual reducir el periodo de notificación de las juntas extraordinarias desde los 30 días actuales a 15. Glass Lewis cree que este giro "puede limitar la capacidad de algunos accionistas de participar en una junta de manera completamente informada". Pese a que este periodo de notificación fue el resultado de implementar la disposición opcional contenida en una directiva europea, la firma insiste en que la mayoría de países europeos no la pusieron en marcha. "Reconocemos que el plazo actual de 30 días en España puede no ser siempre útil, pero creemos que un periodo de 21 días sería más razonable", apostilla.

El otro punto más controvertido es el nuevo plan de incentivos. Ya el presidente Murtra prometió que el bonus que saliera de esta junta estaría "alineado" con los intereres de la empresa después de que la salida del antiguo CEO, Ignacio Mataix, supusiera el desembolso de 15 millones de euros. El nuevo paquete retributivo para los tres próximos años es respaldado por ambos proxys. ISS cree que el plan propuesto está "suficientemente orientado a largo plazo, contiene criterios de desempeño definidos y no prevé una dilución para los accionistas actuales". Glass Lewis también la aplaude pero avisa de la posibilidad de la junta de ajustar (hasta un 10% arriba o abajo) las recompensas del bonus.

El resto de puntos que se llevarán a la junta también se respaldan por ambas firmas. Lo más destacado, obviamente, es el 'spin off' de la división de Espacio. La compañía podía haber optado por hacerlo de manera rápida sin necesitar el voto de los accionistas, pero finalmente se llevará a la junta general. En la nueva hoja de ruta, aspiran a convertirse en un competidor principal en el mercado europeo pero con presencia global. Esperan superar la barrera de los 1.000 millones de euros de ingresos para el ejercicio 2030.

Jesús Martínez

Periodista económico nacido en tierras andaluzas (Jaén, 1983). Me incorporé al equipo de La Información a principios del año 2018 para cubrir el sector de las telecomunicaciones, las startups y las grandes empresas tecnológicas. Anteriormente, me ocupé de la misma área informativa en el diario 'El Español' desde su fundación. Durante los años previos colaboré en diversos medios como 'El Confidencial', 'Expansión' y las revistas 'Forbes' o 'Emprendedores'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento