Hacienda le abre una nueva inspección

Nokia vuelve a crecer en España en pleno despliegue del 5G y tras el parón 'posCovid'

Nokia vuelve al crecimiento en España.
Nokia vuelve al crecimiento en España.
L.I.
Nokia vuelve al crecimiento en España.

Es uno de los dos grandes proveedores de infraestructura para el 5G en España, tras el ‘cerco regulatorio’ a las compañías chinas, ZTE y Huawei. Y tras el parón causado por la pandemia del coronavirus, Nokia vuelve a subir las ventas en el país gracias a la aceleración del despliegue de las redes ultrarrápidas y al fuerte crecimiento del consumo y tráfico de datos. Supera la barrera de los 400 millones de euros, en los que se incluye la facturación procedente de Latinoamérica, que se centraliza en la filial local. En este contexto, la Agencia Tributaria ha vuelto a poner la lupa sobre sus cuentas después de que hace cuatro años hiciera lo propio y acabara en varias actas de liquidación.

El crecimiento de la facturación es relativamente modesto, pues supuso un 5,5% más. Pero es relevante porque llega “después de haber ido disminuyendo en años anteriores como consecuencia del impacto del Covid-19 y los problemas con las tensiones en la cadena de suministros”, tal y como reconoce en su memoria anual recién registrada y consultada por La Información. En 2021, la caída fue del 12%, mientras que en 2020 fue de un 1%. El pasado ejercicio superó los 411 millones de euros. La mejora vino también determinada por las exportaciones y ese mayor crecimiento del negocio de ‘software’ en territorio latinoamericano. La rentabilidad también ha mejorado gracias a un recorte en los gastos de explotación por los ajustes en las comisiones cobradas a la matriz: pasando de 430.000 euros de beneficio neto a 3,4 millones.

Pese a esta mejora de los ingresos, la compañía nórdica advierte a sus inversores que la industria de las telecomunicaciones, pese a ser considerado un sector crítico durante la pandemia y a llevar a cabo despliegues de redes 5G relevantes para muchas industrias, "ha seguido mostrando signos de ralentización", debido a los "altos niveles" de endeudamiento de las operadoras de telecomunicaciones, las tensiones en los suministros, especialmente localizados en China, así como los problemas geopolíticos derivados de la invasión de Ucrania. Pese a todo, ellos cierran un 2022 en el que la expansión de las redes 5G en España han vivido una "aceleración". "Esperamos que sigan manteniendo la velocidad de crucero y dinamicen el sector en los próximos años", apostilla.

El año 2022 fue el del arranque de los despliegues más relevantes del 5G tras la subasta del espectro radioeléctrico de la banda de 700 'megahercios'. En esa licitación se establecieron los tres años siguientes como claves para esa inversión para expandir la cobertura con la construcción de toda la infraestructura tecnológica. En este sentido, Nokia ha ido ganando enteros y se ha preparado para ello. Según explica en la memoria, las existencias han aumentado un 42% debido a un "mayor acaparamiento y consolidación" de su inventario de producto derivado de los contratos firmados con las diferentes operadoras para este año 2023. En este ejercicio, espera una "distribución más masiva" de los fondos Next Generation.

Nokia ha logrado junto a Ericsson los grandes contratos del 5G de telecos como Telefónica y el resto ante el veto 'de facto' de las compañías chinas

El contexto español es muy similar al que el proveedor nórdico y su rival Ericsson han vivido en otros mercados del continente europeo. La expulsión 'de facto' de Huawei y ZTE, ante la inseguridad jurídica por la nueva 'ley 5G' y la potencial lista de fabricantes peligrosos, ha dejado el terreno abonado a ambos. Entre ellos se reparten  El ejemplo más reciente ha sido el de las ayudas financiadas con fondos europeos para el despliegue de redes ultrarrápidas en zonas rurales. El paquete incluye una cláusula que implica en la práctica un veto a los asiáticos -que podría certificarse desde Europa en los próximos meses-. 

Al igual que ha sucedido con Ericsson, Nokia ha llevado a cabo en los últimos años diversos recortes de plantilla con varias reestructuraciones y un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en años anteriores "para corregir las ineficiencias estructurales, la eliminación de duplicidades y conseguir ahorros de costes". En 2021 llevaron a cabo 57 despidos, mientras que en 2022, según refleja en su memoria, ha aprobado 18 salidas. Esa mayor estabilización le ha llevado a dejar sin apenas cambios el gasto de personal "ante las expectativas de crecimiento del negocio". En total, el equipo está conformado por 805 trabajadores en todas sus sedes.

Nueva inspección

En materia fiscal, tres años después de que firmara actas de liquidación, Nokia ha vuelto a recibir la visita de los inspectores de la Agencia Tributaria española. En concreto, según apunta en su memoria, el pasado 16 de marzo recibió comunicación de inicio de actuaciones de comprobación e investigación sobre todos los impuestos más relevantes (Sociedades, IVA, No Residentes y Actividades Económicas) de los ejercicios 2019 y 2020. La primera comparecencia tuvo lugar el pasado 30 de mayo. No ha habido aún propuesta de liquidación. En 2019 se inició otra investigación que desembocó en actas de liquidación en febrero de 2021, algunas de ellas firmadas con acuerdo y otras recurridas ante el Tribunal Económico-Administrativo. No hace mención a la cuantía exacta de cada una de ellas. Sí que asegura que desembolsó 1,7 millones por procedimientos.

El resto de rivales de Nokia han tenido resultados diferentes durante el año 2022. Ericsson elevó a menor ritmo incluso los ingresos (2,3% más) hasta los 506 millones de euros, pero disparó el beneficio neto gracias a un recorte de algunos gastos. La compañía también coincidió con los finlandeses al señalar la aceleración del despliegue del 5g. La china ZTE se ha resentido en el área de infraestructura de red, pero se ha apoyado en la fuerte subida de la operadora rumana Digi (a la que le aporta, entre otros, los routers de la red fija para hogares) para ganar oxígeno y subir un 25% las ventas. Por su parte, la también asiática Huawei duplicó sus ventas.

Jesús Martínez

Periodista económico nacido en tierras andaluzas (Jaén, 1983). Me incorporé al equipo de La Información a principios del año 2018 para cubrir el sector de las telecomunicaciones, las startups y las grandes empresas tecnológicas. Anteriormente, me ocupé de la misma área informativa en el diario 'El Español' desde su fundación. Durante los años previos colaboré en diversos medios como 'El Confidencial', 'Expansión' y las revistas 'Forbes' o 'Emprendedores'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento