Los bancos abren el grifo de financiación a las pymes: más dinero y facilidades

  • El total que percibe una mayor propensión de la banca a dar préstamos se incrementa en dos puntos y alcanza el 33%, su rechazo cae del 6% al 4%. 
Sede del Banco de España.
Sede del Banco de España.
Sede del Banco de España.

Los bancos están abriendo el grifo de la financiación a las pymes españolas. La afirmación se desprende de los datos del informe de "Evolución reciente del acceso de las Pymes españolas a la financiación externa de acuerdo con la Encuesta Semestral del BCE", publicado por el Banco de España. 

En un contexto de progresivo fortalecimiento de su situación económica, las pequeñas y medianas empresas detectaron un incremento en la disponibilidad de financiación bancaria, favorecido por una mayor disposición de las entidades a conceder préstamos en condiciones de financiación más favorables y anticipaban una evolución positiva de su acceso a la financiación bancaria entre octubre de 2017 y marzo de 2018.

La macroencuesta del BCE a pymes pone en evidencia el buen momento que vive la economía. Este escenario ha provocado que los bancos comiencen a prestar dinero de manera más asidua, aunque haya menos empresas que recurran a dicha financiación. En concreto, el porcentaje de pymes españolas que ha solicitado préstamos bancarios se ha reducido desde el 37% hasta el 28% del total. Aun así, el total de pymes que percibe una mayor propensión de las entidades a otorgar préstamos se ha incrementado en dos puntos y alcanza el 33%. 

Si bien el número de empresas que piden financiación a los bancos se ha reducido, su concesión es más alta. El porcentaje de peticiones de financiación bancaria que han sido rechazadas cae en dos puntos y se sitúa en el 4%, cifra similar a la del conjunto de la eurozona. 

El negocio de las pymes marcha bien

Los datos de la última edición de la encuesta evidencian una prolongación de la tendencia de mejora de la situación económica de las pymes. El número de empresas que declararon un aumento de las ventas volvió a superar al de las que señalaron caídas, lo que viene siendo habitual desde 2014. La diferencia alcanza los 26 puntos porcentuales, cuatro puntos más que la edición anterior. 

Los beneficios también han aumentado aunque marchan a un ritmo menos favorable que las ventas. Las pymes argumentan que la marcha no es tan positiva debido a un aumento de los costes, sobre todo laborales, como aducen el 42% de las pymes. Aun así, el porcentaje de empresas que lograba un incremento de las ganancias era superior en siete puntos a las que contestaron lo contrario (cuatro puntos más que la edición anterior). 

Entre las mayores preocupaciones de las pymes destacan la falta de clientes (29% de las pymes) mientras que en la eurozona un gran quebradero de cabeza para las empresas es la falta de personal cualificado (23%). Por su parte, el acceso a la financiación figura entre las preocupaciones menos citadas por las pymes (sólo un 7% en España y un 8% en la eurozona). 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento