Los avisos de Nadal no surten efecto: la gasolina regresa a máximos de 2015

  • Tras semanas de continuas alzas, el precio de la gasolina toca máximos de tres años. En Alemania, Francia e Italia aún es más cara, por los impuestos.
Gráfico de los precios de la gasolina en Europa.
Gráfico de los precios de la gasolina en Europa.
Gráfico de los precios de la gasolina en Europa.

"Cuando hay tensión de precios queremos que reflejen el verdadero coste del barril y no otras cosas". El ministro de Energía, Álvaro Nadal, puso hace unos días bajo la lupa a las compañías petroleras. Al igual que en otras ocasiones ha hecho con otros sectores energéticos, como el eléctrico, el también responsable de las carteras de Turismo y Agenda Digital aseguró que estará "vigilante" para evitar una escalada de costes que se note más de la cuenta en los bolsillos de los españoles al llenar el depósito del coche.

Llega tarde. El precio de la gasolina en España ha vuelto a máximos que no se recordaban desde verano de 2015; y lleva seis semanas seguidas de continuas subidas. A finales de abril, el precio de cada litro de gasolina alcanzó los 1,28 euros, según las estadísticas que publica la Comisión Europea. Lejos quedan los 1,12 euros a los que estaba en pleno mes de agosto de 2017. Ahora, la tensión geopolítica, con Estados Unidos rompiendo el acuerdo nuclear con Irán, y la evolución de los tipos de cambio, se suman a los recientes repuntes del barril de Brent, el de referencia en Europa.

Al menos, año contra año, a pesar de las recientes subidas, no hay tanta diferencia. A cierre de abril, la gasolina sólo está dos céntimos más cara que hace doce meses.

En esta evolución, sin embargo, el decalaje de las estadísticas que elaboran los organismos españoles complica las comparativas. Por ejemplo, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha publicado datos a cierre de marzo. En ese último informe, podía parecer que los precios de la gasolina de 95 octanos se habían tomado un pequeño respiro.

Las estadísticas españolas

La CNMC constató que, en el conjunto de marzo, el precio de la gasolina 95 se redujo un 0,5%, hasta rozar los 1,24 euros. Eso sí, ya se intuía que podían aproximarse turbulencias. El organismo presidido José María Marín Quemada percibió que el precio había comenzado a subir a partir del 13 de marzo, hasta superar los 1,26 euros por litro a final de mes.

Y, en el caso del gasóleo, prácticamente, la misma historia. La CNMC señala que, en marzo, su precio se redujo por segundo mes consecutivo, hasta 1,146 euros por litro. En cambio, a partir del día 18, "inició una tendencia al alza, que continuó hasta el final del periodo analizado, registrándose el valor máximo mensual (1,162 euros por litro) el último día del mes", señala en su informe mensual.

Gráfico de la evolución de los carburantes en España.
Gráfico de la evolución de los carburantes en España.

En el caso del gasóleo, la Comisión Europea también constata que estos precios siguen al alza y que cerraron el mes de abril alcanzando los 1,18 euros por litro.

Más baratos que otros países de la UE

Pese al despegue de precios de las últimas semanas, tanto la gasolina como el gasóleo son significativamente más baratos en España que en la amplia mayoría de países de la Unión Europea. En conjunto, hay 17 países donde los costes son más elevados, incluidos las principales economías. En Alemania, por ejemplo, el precio de la gasolina se sitúa en 1,41 euros, y el del gasóleo en 1,23 por litro. En Francia, están a 1,50 y 1,42 euros, respectivamente; y en Italia a 1,59 y 1,46, según datos al cierre del mes de abril. Y, en todos estos casos, el motivo es que las cargas impositivas en estos mercados son más altas.

¿Cuáles son las diferencias en España? Aquí hay que remitirse a los datos al cierre de marzo. Entonces, la gasolina más cara estaba en Baleares (que ya se iba por encima de los 1,28 euros), A Coruña y Málaga. En cambio, la más barata, impuestos incluidos, en Soria, Segovia y Navarra, que no llegaron a los 1,19 euros. En el caso del gasóleo, también Baleares y Soria están en los lados opuestos en cuanto a precios más caros y más baratos (rozando los 1,20 y 1,10 euros por litro, respectivamente).

Imagen de una gasolinera.
La subida del precio del crudo se replica antes en el coste final que las bajadas. / Efe

El precio del Brent

Detrás de estos vaivenes está, sobre todo, la marcha del precio del crudo. Desde diciembre, el barril de Brent ha pasado de 61 euros a rebasar la barrera de los 77,4. Y, en sólo un mes, se ha disparado más de un 9%.

Unos repuntes al alza que se trasladan más rápido a los precios que pagan los consumidores que cuando caminan en sentido contrario. "Las asimetrías suponen que cuando se produce un incremento en los precios internacionales del carburante, los precios nacionales en las estaciones de servicio, antes de impuestos, reaccionan más rápidamente que cuando los precios internacionales disminuyen. Esta asimetría, tiene efectos perjudiciales para los consumidores", asumía en un informe la extinta Comisión Nacional de la Competencia (CNC). Parece que, pasan los años, pero los efectos siguen siendo los mismos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento