Un negocio de 80.000 millones

Las plataformas velan armas y preparan la guerra del streaming para este otoño

Una persona viendo series
Las plataformas velan armas y preparan la guerra del streaming para este otoño
Kaspars
Una persona viendo series

Las plataformas de contenidos audiovisuales han comenzado a preparar la llegada de la temporada de peli y manta que, por apetecible que parezca para los que están delante de la televisión, se ha convertido en una intensa batalla empresarial. Ante una oferta de contenidos y plataformas cada vez más amplia, la demanda de estos servicios por parte de los usuarios no está creciendo en la misma proporción, lastrada por el éxito que tuvieron durante la pandemia y la vuelta a la normalidad del resto de alternativas de ocio. Las expectativas generadas no se han convertido en nuevos suscriptores y la tendencia se ha invertido hacia una pérdida importante de ingresos. 

La gran novedad de esta nueva temporada del streaming que arranca con la llegada del otoño pasa por la inserción de publicidad en los contenidos, acabando con uno de los beneficios originales de estos servicios, que presumían de no tener interrupciones frente al modelo de la televisión lineal. Las compañías buscan nuevas fórmulas de atraer más clientela y la idea pasa por ofrecer suscripciones más baratas a costa de diversificar las fuentes de ingresos, de forma que consigan fidelizar a sus espectadores y abrirse a nuevos públicos. 

Otra tendencia, inevitable ante un mundo que sufre de una subida del nivel de precios generalizada, es el aumento de las tarifas de las distintas suscripciones. No hay ninguna de las grandes plataformas que haya elevado sus precios en el último año o tenga intención de hacerlo. Por último, el papel de las 'mayors' cinematográficas, una vez consolidada su entrada en el negocio, pasa por la convergencia de su oferta, muy diversificada entre cine, series o deporte. Disney y Warner Bros ya estudian ofrecer paquetes conjuntos de varios de sus servicios de suscripciones, en una fórmula parecida a la que ofrece Movistar+ en España. Amazon, en cambio, aspira a ser la excepción que confirma la regla y sigue apostando por ofrecer todos sus nuevos contenidos bajo una misma marca, como ya hace Netflix. 

La corona de Netflix empieza a temblar

El rey del streaming sigue siendo Netflix, que pese a las noticias negativas que acumula en el último año, continúa imbatible y sus títulos franquicia siguen batiendo récords de visualización. Lo que sí ha cambiado es su política comercial para apostar su futuro a la consolidación de su clientela, que aunque asciende a más de 220 millones de suscriptores a nivel mundial, durante el último año ha caído por primera vez desde que arrancara su negocio. Entre las novedades que podrían llegar a partir de este invierno se incluyen el fin de las cuentas compartidas salvo que se haga un pago extra de unos 2,99 dólares al mes, y un nuevo modelo de suscripción más barato que los ya existentes en el que se insertará publicidad. También prepara una intensa campaña promocional para sus nuevos títulos con el fin de mantener un dominio que le ha posicionado como la plataforma desde la que se consume el 8% de todo el contenido audiovisual del mundo

Por detrás, acercándose vertiginosamente, se encuentra Disney+, que entre abril y junio aumentó un 27% sus suscriptores y si se suman al resto de servicios bajo el paraguas de su matriz The Walt Disney Company (ESPN+ y Hulu), habría superado a Netflix en cuanto a usuarios de pago. Sin ellos, suma un total de 152,1 millones de usuarios de pago que, sin embargo, no han logrado que su operativa sea rentable, ni prevén que lo sea hasta 2024. 

Para intentar darle la vuelta a la situación, el próximo 8 de diciembre se estrenará en Estados Unidos el nuevo paquete Disney+ 'Básico', que tendrá anuncios y costará 7,99 dólares. Para evitarlos habrá que contratar la suscripción 'Premium', que sube de precio hasta los 10,99 dólares, un 37,5% más que actualmente. También subirán los precios de Hulu en uno y dos dólares al mes para ambas versiones, además de ofrecer un paquete anual por 79,99 dólares, siguiendo la línea que ya iniciara con ESPN+. Por último, también estudia ofrecer estos tres servicios bajo un mismo paquete.  

No muy lejos, en esta pugna también se sitúa Amazon Prime Video, que a partir de septiembre estrenará El Señor de los Anillos y ofrecerá LaLiga Smartbank entre sus contenidos (la segunda división del fútbol español). En España, esta nueva oferta vendrá acompañada de una subida de precios del servicio Prime, la única fórmula bajo la cual es posible acceder al servicio de vídeo online. La inflación fue la excusa utilizada por el gigante americano para justificar la subida, que a partir del 15 de septiembre incrementará el servicio en un euro al mes (hasta 4,99€) y también afectará a la tarifa anual, que pasa de 36 a 49,90 euros. Según los últimos datos ofrecidos por la multinacional, cuenta con más de 200 millones de usuarios a nivel mundial. 

Un negocio que va más allá de la pantalla

La corporación de Jeff Bezos tendrá que mantener la atención sobre lo que pueda implicar el último gran movimiento de su competencia en Estados Unidos. Los grandes almacenes Walmart continúan su guerra contra el gigante de Jeff Bezos y ha llegado a un acuerdo con Paramount para ofrecer una suscripción gratuita al servicio de películas y series Paramount+. Con 43 millones de clientes en el país norteamericano, su catálogo incluye películas, series y contenidos deportivos por 4,99 dólares, que ahora será gratuito para todos aquellos clientes que tengan contratado el servicio Walmart+

La cadena minorista apuesta por competir contra el servicio Prime de Amazon mediante el envío gratuito y rápido de compras online, así como descuentos en gasolineras. Por su parte, la llegada de Paramount+ a Europa se llevará a cabo de forma progresiva, aunque sin fecha para poder disfrutarse en España. Su aterrizaje en Italia está previsto para septiembre y su expansión hacia Francia, Austria y Suiza tendrá lugar en diciembre. En la actualidad está presente en América y Oceanía, Reino Unido, Irlanda, los países nórdicos y Corea del Sur.

Por último, hasta 2024 tendremos que esperar en Europa para ver formalizada la fusión de HBO Max y Discovery+ y poder disfrutar del enorme catálogo de Warner Bros. El anuncio de esta nueva plataforma tuvo lugar hace dos semanas y verá la luz en Estados Unidos el próximo verano, llegando antes a Latinoamérica (otoño de 2023) que al viejo continente. Warner ha anunciado que echará el freno en las producciones propias, siguiendo la tendencia que inició Netflix con la llegada de la pandemia, y apostará por contenidos "relevantes para el público", que en palabras de su CEO, David Zaslav, "son mucho más importantes que tener mucho contenido". El catálogo resultante contará con la precuela de Juego de Tronos, La Casa del Dragón, o la última película de la saga Batman. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento