Hasta los 2.681 millones de euros

Iberdrola eleva un 4,68% su beneficio neto pese a caer la demanda de energía

Iberdrola sede
Iberdrola sede
EFE
Iberdrola sede

Iberdrola capea los efectos de la crisis generada por la Covid-19 y ha logrado elevar su beneficio neto un 4,68% en los nueve primeros meses del año en relación al mismo periodo del ejercicio previo hasta los 2.681 millones de euros. La primera eléctrica española y segunda firma del Ibex 35 por capitalización bursátil (69.628 millones de euros) ha visto cómo sus ventas caían un 8,35% hasta septiembre a los 24.248 millones de euros, en un contexto marcado por el descenso de la demanda de energía a causa de la pandemia. Pese a ello, la firma capitaneada por Ignacio Galán mantiene sus previsiones y su objetivo de inversión de cara a este año de 1o.000 millones de euros.

La compañía ha cifrado el impacto de la Covid-19 en el resultado neto de explotación (Ebit) en 308 millones de euros por la caída de la demanda y la morosidad. En concreto, ha tenido que provisionar 92 millones de euros hasta septiembre ante el  incremento estimado de las insolvencias. El resultado bruto de explotación (EBITDA) de la energética, al que la pandemia ha generado un impacto negativo de 216 millones de euros, cae un 2% hasta los 7.345,2 millones, mientras que las inversiones han aumentado un 22,9%, hasta la cifra récord de 6.638,1 millones de euros.

"A la fecha de emisión de este informe de cierre de nueve meses no es posible realizar una estimación precisa sobre los posibles impactos futuros del COVID-19 en los resultados de la compañía durante los próximos meses dada la incierta velocidad a la que se van a recuperar las economías de los países en los que opera el Grupo, la duración de las medidas gubernamentales en vigor, así como las medidas adicionales que podrían tomarse en los próximos meses", apunta la firma en el comunicado enviado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En él, Iberdrola detalla los principales efectos de la crisis sanitaria, entre los que se encuentran la disminución de la demanda, "cuyo impacto en algunos casos (como en Reino Unido y en Estados Unidos) la regulación vigente permite recuperar en ejercicios futuros", explica. Por otra parte, el abaratamiento de las materias primas, que ha presionado a la baja los precios spot (precios corrientes o pactados para transacciones de manera inmediata) en los mercados mayoristas, un efecto que se ha visto compensado, total o parcialmente, por las compras que han realizado los negocios de comercialización libre, así como por la existencia de contratos de venta a precio fijo (PPAs).

Entre otros impactos por la pandemia la eléctrica incluye, además, el retraso temporal de la revisión tarifaria de algunas de sus distribuidoras en Estados Unidos, así como menores ingresos por conexiones del negocio de distribución en España, y menores ingresos por retrasos en la puesta en marcha de algunos proyectos.

Las cuentas de Iberdrola hasta septiembre incluyen además las plusvalías de 485 millones de euros por la venta el pasado mes de febrero de su participación del 8% en Siemens Gamesa por 1.099,4 millones de euros. Sin tener en cuenta los factores no recurrentes de los nueve primeros meses del año -tanto de éste como del previo-, el beneficio neto ajustado de la eléctrica aumenta un 8,8% hasta los 2.553,2 millones de euros.

Nuevos megavatios y más de 13.800 millones de liquidez

La eléctrica ha incorporado 4.600 nuevos megavatios (MW) en el último año, de los que un total de 1.300 MW han sido instalados en el tercer trimestre de 2020, y ha seguido avanzando en la construcción de más de 7.600 MW. A cierre de septiembre, la compañía sumaba 14.000 MW a su cartera (un 90% de eólica marina), que supera actualmente los más de 70.000 MW a nivel internacional.

En lo que respecta a las inversiones, las de renovables se incrementaron un 52% hasta septiembre y representaron el 54% del total invertido en el periodo, mientras que las destinadas a redes se elevaron un 5,5%, alcanzando el 38% del total. Iberdrola redujo su gasto operativo neto de enero a septiembre en un 1,8%; mientras que el flujo de caja aumentó un 2,3% hasta los 5.957,5 millones a cierre de noviembre. La firma cuenta con una liquidez de más de 13.800 millones de euros que servirían para cubrir 30 meses de necesidades financieras.

Ingrid Gutiérrez
Redactora de Macro

Periodista económica desde 2006, me incorporé a 'La Información' en 2017 como redactora de Macro, una labor que desarrollé antes en elEconomista (2013-2017). Durante más de una década disfruté de mi pasión por la radio como redactora de Informativos (Punto Radio y Cope). Fui colaboradora en Informativos Telecinco y actualmente participo en 'La Brújula de la Economía' de Onda Cero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento