Pide subvenciones al turista interior

Hidalgo lanza un grito de socorro: "Estamos secos, no tenemos un duro"

Fotografía Globalia portada pequeña
El presidente de Globalia, José Hidalgo.
Globalia
Fotografía Globalia portada pequeña

Un auténtico grito de socorro ante las administraciones por la crisis del coronavirus. El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ha reclamado al Gobierno más ayudas al sector. "Estamos secos, no tenemos un duro y no sabemos cómo vamos a resistir", ha advertido el primer directivo del grupo dueño de Air Europa y Halcón Viajes. En su intervención dentro del foro organizado por la CEOE, ha insistido en que si no hay ayudas como las ofrecidas por Italia a Alitalia o por Francia a Air France "vamos a durar un telediario".

"Por nosotros mismos es imposible que podamos salir adelante, así que tienen que echarnos una mano forzosamente; en mi grupo de empresas, que está saneado, no podemos continuar si no ingresamos", ha explicado el fundador del grupo turístico español. Y ha puesto de ejemplo algunos costes estructurales que tienen hoy: 1,1 millones de pagos de leasing por cada uno de los aviones, con 1.000 pilotos y 4.000 azafatas. "El personal es muy costoso, pero hay otros gastos alrededor que nos cuesta mucho más", ha advertido.

Entre los ejemplos que ha señalado el directivo se encuentran las ayudas ofrecidas a Lufthansa por parte del Gobierno alemán (9.000 millones de euros) o a Air France por el Ejecutivo de Macron en Francia (7.000 millones de euros entre préstamos garantizados y subvenciones directas). "Si no hay ayudas como esas, vamos a durar un telediario", ha reconocido.

El grupo Globalia ha reiniciado la actividad, pero ha sido una reactivación "muy lenta". ¿La razón? "La gente sigue con miedo", ha apuntado. Han abierto un 20% de la actividad aérea con vuelos a Canarias, Baleares o a Europa. "Estamos casi regalando las cosas, para ver si empezamos a movilizar, pero si no quitamos el miedo a la gente no arrancamos", ha concluido.

Entre las medidas que ha reclamado se encuentra también los incentivos públicos a los viajes de españoles dentro del país, como se ha llevado a cabo en Italia.  Y ha apostillado: "De Bruselas van a salir 1,3 billones de euros y en el transporte y el turismo necesitamos que se piense en nosotros y se nos ayude".

Este incentivo también ha sido defendido por el presidente del grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, durante su intervención en el evento. El directivo ha planteado la ampliación del programa Imserso a otros colectivos como los sanitarios. Hay, según él, razones laborales, pues esos programas permiten un menor desempleo, y también de rentabilidad. "Son programas que han generado una grandísima rentabilidad privada y pública; por cada euro invertido, la administración deja de pagar 1,5 euros", ha defendido.

Barceló también se ha referido a las ayudas públicas para las compañías aéreas. Entiende que no deberían ser indiscriminadas, sino que tendrían que depender del número de aviones con los que cuente. "Nada que sea nuevo, nada que no se haya hecho ya por parte de nuestros socios europeos".

Tanto Globalia como Barceló han frenado las negociaciones que mantenían para la fusión de sus negocios de agencias de viajes, precisamente por la dificultad para valorar los activos en plena crisis del coronavirus. No esperan retomar las conversaciones hasta, al menos, final de año, para concentrarse en asegurar la viabilidad de sus negocios. Además, el grupo presidido por Hidalgo también está pendiente de renegociar los términos de la venta de Air Europa a Iberia con un ajuste en el precio, algo que ha llevado a no notificar aún la operación a Bruselas.

La patronal reclama medidas

Al margen de los dos grandes grupos, las patronales del sector hostelero y turístico también han sido muy críticos con el Gobierno. El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal, ha lamentado que las medidas "todavía no han llegado", por lo que defiende que no haya un "café para todos" sino que se apoye a los que más van a sufrir esta crisis.

Respecto a los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), Marichal ha insistido en que deben ser flexibles, permitiendo prolongar las causas de fuerza mayor. "Nos estamos equivocando en la manera en que se están negociando este tipo de ERTE, se está incentivando al que le vaya bien y se debe proteger al que le vaya a ir mal", ha argumentado. Junto a las medidas laborales, ha pedido la suspensión del pago de impuestos sobre facturación no lograda o desgravaciones para empresas y usuarios.

Jesús Martínez

Periodista económico nacido en tierras andaluzas (Jaén, 1983). Me incorporé al equipo de La Información a principios del año 2018 para cubrir el sector de las telecomunicaciones, las startups y las grandes empresas tecnológicas. Anteriormente, me ocupé de la misma área informativa en el diario 'El Español' desde su fundación. Durante los años previos colaboré en diversos medios como 'El Confidencial', 'Expansión' y las revistas 'Forbes' o 'Emprendedores'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento