En abril

La gran banca acelera con la guerra de las hipotecas en pleno repunte de la demanda

Gráfico hipotecas
La gran banca acelera con la guerra de las hipotecas en pleno repunte de la demanda. 
Nerea de Bilbao (Infografía)
Gráfico hipotecas

La banca española 'marca territorio' en el mercado hipotecario y pisa el acelerador con la actualización de su oferta comercial. El cambio de tendencia observado en la compraventa de vivienda, que empieza a aflorar síntomas tempranos de recuperación, ha inundado de optimismo el sector. El pasado mes de febrero (los últimos datos disponibles) registró la que fuera su primera subida en doce meses, con un repunte del 5,8%, confirmando el punto de inflexión observado meses atrás. Su evolución al alza ha ido a la par con la firma de hipotecas, que también ha roto con la racha de caídas tras remontar un 3,8% durante el segundo mes del año. Ante estos 'brotes verdes', las entidades han afinado su estrategia, centrada en el abaratamiento de los préstamos.

Esta 'guerra', que comenzó a tomar forma en el arranque de 2024, pasa a una nueva fase de la mano de los pesos pesados de la banca, que han avivado la batalla durante abril. Excepto Banco Santander, que tras un incipiente movimiento a finales del ejercicio pasado, se ha desmarcado por ahora de la contienda, los cinco grandes del sector toman la delantera y protagonizan los giros llevados a cabo durante el cuarto mes del año en el terreno de las fijas. El último en apretar el tablero ha sido Bankinter, que ha recortado en más de tres décimas su hipoteca, que pasa del 3,3% al 2,99%. Replica los pasos del pasado mes de enero, cuando también bajó el interés en la misma proporción.

Lo hace justo después de la ofensiva lanzada por sus principales competidores, enfocada en reducir el precio de los créditos a tipo fijo por debajo del 3%. Desde la rebaja del 0,1% ejecutada por BBVA en su 'hipoteca tipo fijo', cuyo coste en estos momentos es del 2,9%, a Banco Sabadell, que ha bajado el interés en tres ocasiones en las últimas semanas, situandolo en el 2,6%, el comportamiento a la baja se acentúa. El más agresivo en este sentido ha sido CaixaBank con una reducción del 0,4% en 'casa fácil fijo' y sitúa el interés en una horquilla que va desde el 2,9% al 2,7%, en función de la vida del préstamo. 

Unicaja, en cambio, los mantiene por encima del 3,6% pese a los dos ajustes aplicados, al igual que ING, otra de las entidades que han sumado, aunque con tímidas mejoras al respecto. Por el contrario, apenas se han registrado cambios en las variables, sujetas al euríbor, al igual que en las mixtas, en los que las nuevas promociones también son menos agresivas con respecto a las estipuladas anteriormente. "Las rebajas en hipotecas continúan -sobre todo en las de tipo fijo- y vuelven a recuperar cierto ritmo, después de que marzo fuera un mes algo más calmado", señala la portavoz de Kelisto.es, Estefanía González.

Desde el comparador de precios precisan que estas maniobras "constatan la idea de que la llegada de la guerra hipotecaria no es tan abrupta como parecía al principio, al menos en las ofertas estándar de los bancos", sino que se trata más bien de bajadas paulatinas. En la misma línea, Luis Javaloyes, consejero delegado de Agencia Negociadora, explica que las entidades están compitiendo "intensamente" por captar nuevos clientes. La reactivación de la contratación de préstamos para vivienda resulta crucial para la banca antes de que agoten el crecimiento del margen de intereses mediante la repreciación de las carteras hipotecarias ya existentes.

Esta situación les aboca a monitorizar con lupa la senda del euríbor, así como los mensajes procedentes del Banco Central Europeo (BCE). El vicepresidente del organismo y exministro de Economía de España, Luis de Guindos, avanzó este martes que la bajada de los tipos de interés el próximo junio es un "hecho consumado", siempre que no haya sorpresas. La incertidumbre está en la magnitud y la continuidad en el tiempo de los recortes. Con estas dudas como punto de partida, la banca ha optado por posicionarse con mejoras en las condiciones. Como consecuencia, el tipo medio de la nueva producción ha empezado a moderarse, tal y como arrojan los datos de febrero, en los que el tipo medio se situó en el 3,33%, frente al 3,46% de enero, condicionado por el fijo, que cerró en el 3,57%. 

La banca se muestra confiada en que la demanda de crédito se animará en los próximos meses después del vuelco experimentado en los primeros compases del ejercicio, en el que ha registrado crecimientos a doble dígito, hasta los 9.162 millones. Esto supone un incremento superior a 1.000 millones en comparación con el montante de enero y febrero de 2023. El principal riesgo para estas alentadoras perspectivas que permitan consolidar el nuevo rumbo radica en la escasez de oferta de vivienda que, según los portales inmobiliarios, podría ralentizar la recuperación del mercado hipotecario. 

Carmen Muñoz
Redactora Banca y Seguros

Graduada en Periodismo y Economía. Decidí hacer este doble grado para poder combinar mis dos pasiones: la información económica. En noviembre de 2021 aterricé en la mesa de 'La Información' donde me he curtido cubriendo una guerra a las puertas de Europa, una inflación inédita en décadas y la subida de los tipos de interés. Tras mi paso por la sección de Mercatia, ahora escribo de banca y seguros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento