GMV, de un garaje en Aravaca y 500.000 pesetas a controlar la Galaxia

  • La compañía española está terminando el diseño de la sala de control de la mayor constelación de satélites comerciales de telecomunicaciones.
Imagen de uno de los centros de control de GMV
Imagen de uno de los centros de control de GMV
Imagen de uno de los centros de control de GMV

Este fin de semana se produce el estreno mundial de la octava entrega de la saga de La Guerra de las Galaxias Star Wars: The last Jedi. Desde 1976, cuando se estrenó la primera película de la serie, los españoles nos sentamos maravillados delante de la gran pantalla año tras año para ver las peripecias y aventuras intergalácticas de los personajes ideados por George Lucas sin imaginarnos siquiera que España no está, ni mucho

menos, en el lado oscuro de la galaxia y que ya transcurridos 17 años del siglo XXI, el espacio exterior y las comunicaciones mediante satélite de medio mundo se controlan en buena medida con tecnología española.

Dos trabajadores de GMV
Dos trabajadores de GMV

GMV, una empresa tecnológica española de capital 100% privado, “está actualmente desarrollando, y a punto de culminar, para la compañía OneWeb el centro de control para la mayor constelación jamás diseñada compuesta por 900 satélites de telecomunicaciones”, que llevará la conexión a la red y la banda ancha a millones de personas en todo el mundo que aún no están conectadas, según explica el número dos de

la empresa, su director general, Jesús B. Serrano. La empresa ya sabe lo que es trabajar en algunas de las misiones más importantes de la NASA.

Esta empresa es, así, el proveedor número uno a nivel mundial de centros de control de satélites comerciales de telecomunicaciones; forma parte del consorcio para el desarrollo del vehículo aéreo no tripulado Atlante; de diferentes programas de Airbus como el del repostaje en vuelo o el avión de transporte A400M. Además, participa en numerosos programas de la Unión Europea o de la Agencia Espacial Europea (ESA) y GMV es líder en el desarrollo de los sistemas de navegación por satélite europeos EGNOS y Galileo y en este campo participa también en sistemas operacionales en Asia y preoperacionales en Sudamérica y Oceanía.

El megaproyecto de OneWeb en el que GMV es parte esencial, creará una constelación de satélites situados en la órbita baja terrestre mediante la que quiere ofrecer acceso a Internet a personas que viven en lugares en los que no pueden disponer de conexiones de banda ancha porque a ningún operador le es rentable llegar a dónde viven. También servirá para dar acceso a Internet a barcos, aviones, y otros vehículos que no puedan usar una conexión fija.

Un proyecto, el de OneWeb, en el que también participan Virgin o Quallcomm, que abre la puerta al espacio y, en buena medida, nos planta ante una película que bien podría ser de ciencia ficción, pero será realidad completa en el año 2020. OneWeb satellites, empresa participada por Airbus, ya fabrica estos ingenios espaciales en Toulouse (Francia) y en el primer semestre de 2018 serán lanzados al espacio. Su control desde tierra será cosa de GMV y su tecnología.

Pero GMV no solo se dedica ‘colonizar’ la galaxia. Bajando a la tierra, GMV proporciona tecnología, igualmente, para los sistemas de transportes de varios lugares de todo el mundo, como Sydney, la isla de Taiwán o regiones de la India, Indonesia o Estados Unidos, y participa en varios proyectos de coche autónomo y conectado.

Además, su tecnología ‘checker’ proporciona seguridad a cerca de 150.000 cajeros automáticos de los cinco continentes. Segmento este, el de la banca, en el que el BBVA es su mayor cliente. Jesús Serrano, director general y consejero de la empresa explica que “todo comenzó hace 33 años, en un garaje de Aravaca, con la ayuda de un préstamo del CDTI, (Centro para el Desarrollo Técnico Industrial) dependiente del ministerio de Economía, Industria y Competitividad, de 500.000 pesetas (3.000 euros)". "Hoy", prosigue Serrano, "facturamos 180 millones de euros anuales, operamos en más de 70 países de los 5 continentes y tenemos un aplantilla integrada por 1.600 personas. Y todo gracias a aquel préstamo inicial".

En concreto, en 2016 la compañía tuvo una facturación de 143 millones de euros, un ebitda de 9,5 millones de euros, un beneficio neto de 3,43 millones y contaba con 1.470 empleados. Cifras, que, como explica Jesús B. Serrano, GMV espera superar este ejercico. En 1980, el catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos, el profesor Dr. Juan José Martínez García, crea el grupo de trabajo de la cátedra de Mecánica del Vuelo, auténtico germen de GMV.

Cuatro años después, en 1984, con un pequeño núcleo de colaboradores animados por un profundo espíritu emprendedor, y las mentadas 500.000 pesetas, funda la primera empresa de lo que hoy en día constituye el grupo empresarial internacional GMV.

Hoy, 33 años después de aquellos primeros pasos con mucha ilusión y los bolsillos vacíos, GMV, cuya sede central está sita en la madrileña localidad de Tres Cantos, aunque tiene cerca de otra veintena de sedes y oficinas diseminadas por medio mundo, está presidida por Mónica Martínez Walter, hija del fundador de la compañía, fallecido en 2001, y ofrece soluciones, servicios y productos en muy diversos sectores: Aeronáutica, Banca y Finanzas, Espacio, Defensa, Sanidad, Seguridad, Sistemas Inteligentes de Transporte, Automoción, Telecomunicaciones, Tecnologías de la Información para Administraciones Públicas y Gran Empresa.

Además del ya citado megaproyecto de la constelación de satélites de OneWeb, y a menor escala, GMV ha desarrollado, por ejemplo, hace poco una APP para el transporte público de la ciudad de Toledo o un proyecto piloto, en colaboración con la Junta de Andalucía, para medir la calidad de las aguas del río Guadalete a su paso por Jerez de la Frontera o desarrolla para el Ministerio de Defensa, los sistemas de navegación de dos grandes programas tecnológicos del Ministerio de Defensa, como la Fragata F100 o el vehículo blindado VCR 8x8.

Igualmente, el 21 de noviembre tuvo lugar el lanzamiento oficial de

MySustainableForest, proyecto financiado por el programa de Investigación e Innovación de la Unión Europea Horizonte 2020, que tiene como objetivo integrar la tecnología y herramientas de Observación Terrestre en la gestión forestal, con el propósito de fomentar un uso más sostenible. MySustainableForest, es una iniciativa desarrollada por un consorcio liderado por GMV. En ella se hará una evaluación de biomasa, elaboración de mapas de calidad de la madera, desarrollo de una estrategia frente al cambio climático y detección de vulnerabilidades son, entre otras, las aplicaciones que se desarrollaran durante la evolución de este proyecto de investigación, que se ha diseñado a largo plazo, con una duración de 36 meses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento