Gasto por cápita en el sector: 46,60 €/año

España no es Suiza: el auge del producto ecológico terminó tras el confinamiento

Productos ecológicos
España no es Suiza: el auge del producto ecológico terminó con el confinamiento.
Europa Press
Productos ecológicos

El repunte de la compra de productos ecológicos y orgánicos fue uno de los efectos colaterales inesperados durante el confinamiento en muchos países de Europa. Sin ir más lejos, aunque todavía sin datos oficiales en la mano, los productores y comerciantes del sector en España aseguran a este medio que "las ventas llegaron a duplicarse y triplicarse durante el confinamiento". No obstante, y a pesar del repunte que experimenta dicho mercado en los últimos años en el país, el fenómeno no se mantuvo una vez terminó el cierre. Cuando se pudo volver a salir a la calle, las ventas se estabilizaron de nuevo y regresaron a los niveles previos a la pandemia

En otros países, en cambio, el crecimiento sí que ha tenido continuidad. Es el caso de Suiza, donde —tal y como informa el ICEX— la compra de productos ecológicos se disparó un 30% durante la cuarentena y las previsiones de su Gobierno sitúan en un 15% la cuota de mercado que esperan alcanzar en 2025, siendo la española un 1,69% en datos del 2018.

Joan Coll, agricultor ecológico y propietario de 'La Coromina', una tienda que se encuentra en Girona, explica que, durante los meses en los que el miedo se instaló en la población, "mucha gente no quería salir ni siquiera a comprar", por lo que, en muchos casos, "decidieron hacer la compra por encargo y recibirla en casa". Esa fue una de las rendijas por las que metió la cabeza el campo de los productos ecológicos. En la tienda 'A salto de mata', en este caso afincada en Madrid, hablan, sobre todo, de un "aumento en las compras de cerveza y vino". Un incremento que, tal y como afirman las mismas fuentes, "ha vuelto a caer una vez la gente puede salir a la calle a tomárselo". Ambos son efectos fortuitos provocados directamente por el 'shock' del confinamiento, pero existen otros que más estructurales y que pueden estar frenando la consolidación del sector

países que más gastan en productos ecológicos

  • Suiza y Dinamarca con 312 euros per cápita al año. Por su parte, los españoles gastan 46,60 euros al año.

De uno de ellos habla Cristina, propietaria de 'Vida Meva', una tienda de verduras y carnes ecológicas de Barcelona. Ella punta directamente al que, desde su punto de vista, es el principal impedimento a la explosión definitiva del modelo alimenticio que defiende: "Los productores tienen que conseguir demasiados certificados para vender el producto como ecológico y eso hace que el precio suba y suba". Sin duda, y con ella coincide la decena de profesionales con los que ha hablado La Información, el precio, algo más alto que los productos convencionales, es la barrera por la que una parte de la población no se interesa por la 'opción ecológica'. Pero Joan Coll da una de las claves que podrían hacer cambiar la percepción al consumidor: "Quizás, si comparamos el precio de una lechuga ecológica con el de una que no lo sea, la ecológica cuesta un poco más; pero, a la larga, cambiar el modelo de consumo les saldrá más rentable", afirma.

Según Coll, "evolucionar el hábito de consumo hacia una alimentación ecológica llevaría al cliente a dejar de generar una necesidad para/con los productos procesados". Eso "aligera el gasto". Además, "la menor dependencia de cárnicos (habitualmente más caros) también contribuye a gastar menos". A pesar de todo, el precio y la gran cantidad de papeleo que tienen que hacer los productores para certificar los alimentos no son los únicos palos en las ruedas que ralentizan el éxito de dicho mercado. Cristina (de 'Vida meva') achaca a "la presencia de toda la unidad familiar en las casas" el repunte que experimentaron las ventas durante las semanas de confinamiento. Cuando ese núcleo familiar se dispersó, "no todas sus ramas continuaron 'comprando ecológico', ya sea por precio, por falta de convicción o por falta de costumbre", concluye. 

España, la primera en superficie; la octava en consumo

El informe Ecological de 2018, que realiza una fotografía completa del sector en España, ofrece algunos datos que permiten situar al país en una escala mundial. En cuanto a la cuota de mercado de los productos ecológicos con respecto al total del ámbito de la alimentación, España presenta un 1,69%. Se encuentra, por lo tanto, muy lejos del 9,7% de Dinamarca, —el primero del mundo—, Luxemburgo (8,6%) o Suiza (8,4%); e incluso de Italia, que es el décimo con un 3%. 

Otro informe, el Ecovalia 2020, cifra en 46,6 euros al año el gasto per cápita de los españoles en alimentos ecológicos; mientras que lo que invierten los daneses o los suizos asciende a los 312 euros. De todos modos, y por mucho que España se sitúe todavía lejos de los países a la cabeza, el crecimiento del gasto de los ciudadanos españoles es, según el informe, uno de los que más pronunciados desde el 2018 al 2019. Son unas cifras que se habrían multiplicado exponencialmente si la tendencia observada durante el confinamiento se hubiera mantenido. 

países de europa con más hectáreas de cultivo ecológico

  • - España: 2.246.475 hectáreas (5º país del mundo)
    ​- Francia: 2.035.024 hectáreas
    ​- Italia: 1.958.045 hectáreas

Ahora bien, si en vez de poner el foco sobre la alimentación de los españoles, se coloca sobre la superficie agrícola dedicada al producto ecológico, tanto las conclusiones como la nota que saca el país en la materia son bien distintas. Según el informe de Ecovalia 2020, España es el país de Europa que más hectáreas (2.246.475) dedica a la producción de ese tipo de alimentos, por delante de Francia (2.035.024) e Italia (1.958.045). Más de la mitad del éxito en este campo se debe al compromiso de Andalucía, que dedica 1.024.429 hectáreas a la producción ecológica; la primera de todas las comunidades autónomas. Castilla-La Mancha (413.236 Ha) y Cataluña (210.818) son la segunda y la tercera. 

Con todo, y pese a que el gran aumento de ventas que experimentaron los comerciantes durante el confinamiento no se haya sostenido, los datos parecen augurar un futuro prometedor para el sector ecológico en España. Desde 'La Despensa Ecológica', una tienda valenciana, explican lo que, para ellos, es el paso preciso con el que apuntalar el crecimiento y, así, evitar  pasos en falso como el ocurrido tras la cuarentena: "Ampliar los perfiles de cliente y que se deje de asociar lo ecológico con lo caro". Hasta ahora, tal y  como señalan desde Valencia, sus dos tipos de cliente más frecuentes son, por un lado, los jóvenes entre 20 y 30 años que compran 'ecológico' por conciencia y los mayores de 50 que lo hacen por salud. Quizás, el quid de la cuestión sea "atraer a las familias, a los que están en medio", completa. Para ello, según las fuentes, el futuro debería de pasar por concienciar a la población de los beneficios de este tipo de alimentación, por ajustar los precios y por facilitar los certificados.

Samuel Martínez R.
Redactor | Economía | Madrid (España) | Área geográfica de experiencia: Cataluña | Idiomas: español e inglés

Estudió la carrera de Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. En la actualidad está cursando el Máster en Análisis Político y Electoral de la Universidad Carlos III de Madrid. Desde noviembre de 2019 es redactor de La Información.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento