El queroseno fue un 6% más barato

El boom turístico dispara los beneficios de IAG a un récord de 1.745 millones de euros

luis-gallego junta accionistas iag
El boom turístico dispara los beneficios de IAG a un récord de 1.745 millones de euros
IAG
luis-gallego junta accionistas iag

El grupo aéreo IAG, que integra a las aerolíneas Iberia, Vueling o British Airways, ha logrado unos beneficios récord antes de impuestos de 1.745 millones de euros durante el tercer trimestre del año por el auge turístico y el empuje de la inflación. La compañía lo achaca a una "actividad comercial sólida" que ha permitido superar ampliamente los 1.216 millones ganados el año pasado en el mismo período y mejora sustancialmente su margen operativo en 3,6 puntos, pasando del 16,6% al 20,2%. El beneficio después de impuestos se sitúa en 1.230 millones, frente a los 853 del mismo período de 2022. 

IAG justifica este resultado por la compaginación de varios factores positivos. En primer lugar, el aumento de la capacidad en casi un 18% respecto al verano pasado, logrando recuperar el 95,6% de los vuelos que poseía en 2019. A eso se suma el enfoque en el público europeo durante su periodo vacacional, la apertura de rutas entre Europa y América, tanto Norte como Sur; y la llegada de 20 nuevos aviones han facilitado este crecimiento de forma orgánica. 

Al mismo tiempo, el contexto inflacionario global está disparando la facturación. Los ingresos unitarios por pasajero crecieron un 2,2% frente al año pasado y ya son un 24,6% superiores a las de 2019. La compañía habla de una "fuerte demanda continua de los viajes de ocio", motivo principal que ha incrementado los precios de los asientos en las rutas con menor presencia de viajeros habituales de negocios. 

Por otro lado, la tensión de costes se está relajando. Los costes unitarios excluido el combustible cayeron un 3,5% interanual, y podrían haberlo hecho otro punto adicional si no se hubieran sucedido "interrupciones en el negocio". IAG apunta a las afecciones sobre la operativa de British Airways por la interrupción de los sistemas NATS del Reino Unido en agosto, a lo que se sumarían otros conflictos europeos como las huelgas de controladores en Francia. El combustible cayó un 6,2% interanual, soliviantando aún más la partida de gastos. 

En términos de balance, el holding habla de un "fortalecimiento continuado" del mismo tras reducir su deuda bruta en 2.400 millones. El agregado se sitúa en los 17.200 millones, tras reembolsar de forma anticipada un préstamo de 2.000 millones de libras esterlinas concedido por UKEF, y abonar una emisión de bonos de 500 millones. Durante el período, la agencia S&P elevó la calificación crediticia del grupo al grado de inversión. 

El consejero delegado de IAG, Luis Gallego, menciona que durante el tercer trimestre "hemos observado una demanda fuerte y sostenida en todas nuestras rutas, en particular en el Atlántico Norte y Sur y en todos los destinos de ocio de Europa. Seguimos desarrollando nuestros hubs de Barcelona, Dublín, Londres y Madrid, respaldados en las entregas de flota y los pedidos futuros". 

De cara a los próximos meses, el grupo aéreo asegura que su cifra de reservas global "marcha según lo previsto" y espera que 2023 "sea un año de sólida recuperación de márgenes, beneficio de operaciones y balance de situación, encaminado hasta alcanzar los niveles de capacidad anteriores al covid". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento