Trámite clave

BBVA solicita autorización al BCE para lanzar la opa hostil sobre Banco Sabadell

La entidad da un paso adelante tras pedir el visto bueno a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), así como a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y convocar en junta extraordinaria a los accionistas. 
BBVA
Sucursal de BBVA
Europa Press
BBVA

BBVA da un paso más en su objetivo de lanzar una opa hostil sobre Banco Sabadell y solicita al Banco Central Europeo (BCE) autorización para llevar a cabo esta operación, según confirman fuentes de mercado a este medio. El trámite tiene lugar una vez que ha formalizado esta petición a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para que dé su visto bueno, así como a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para que ofrezca su veredicto acerca de esta potencial unión. 

El banco presidido por Carlos Torres sigue así los trámites correspondientes en este proceso, que puede alargarse entre seis y ocho meses, según el calendario que manejan, tiempos que la mayoría de analistas cuestionan, advirtiendo de que se pueden prolongar. El organismo con sede en Fráncfort será el encargado de analizar los riesgos derivados de la estabilidad financiera, la solvencia y sostenibilidad del modelo de negocio derivado de la integración que daría lugar al tercer mayor banco de la eurozona por detrás del francés BNP Paribas y Banco Santander. 

La valoración del BCE resulta clave para la opa, ya que la CNMV no tiene potestad para dar su 'ok' hasta que el supervisor bancario se pronuncie al respecto. No obstante, desde la entidad se han mostrado confiados en obtener su aval. Durante la presentación de la oferta pública de adquisición al mercado el pasado 9 de mayo, Torres insinuó tener de su lado al organismo liderado por Christine Lagarde. "Al BCE le gusta la consolidación y que hubiera bancos más grandes", comentó el banquero, que cree que no habrá problemas en obtener su plácet. 

Al hilo de este proceso, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, se ha mostrado recientemente favorable a las fusiones bancarias con el objetivo de acelerar su consolidación, especialmente, transfronterizas. En este caso la absorción sería entre bancos nacionales que darían lugar a un gigante bancario español, compitiendo por cuota de mercado con CaixaBank. En este sentido no prevén que ni el BCE ni la CNMV pongan trabas. 

Con el objetivo de ganar tiempo, BBVA ha decidido convocar la junta extraordinaria de accionistas para someter a votación la ampliación de capital con el que afrontar el canje de fusión propuesto. Su celebración está prevista para el próximo 5 de julio, cuando el banco azul someterá a votación la emisión y puesta en circulación de hasta 1.126 millones de acciones por valor de 552 millones de euros. La cifra equivale al 19% del capital, por lo que el número de títulos se incrementará por encima de los 6.900 en caso de sacar adelante la opa hostil. 

La Vela ha planteado una absorción de 1 título por cada 4,83 de Banco Sabadell con una prima del 30%, porcentaje que se ha reducido al 5% con datos a cierre de mercado de este martes a raíz del correctivo sufrido en bolsa por ambas entidades en la jornada. Los inversores han optado por la recogida de beneficios antes de la reunión de política monetaria del BCE de este jueves en la que previsiblemente recortará los tipos de interés desde el 4,5% en el que llevan instalados nueve meses. 

De conseguir pasar todos los trámites, BBVA deberá estipular un plazo de entre 15 y 70 días para decidir si venden. La entidad solamente necesita el respaldo del 50,01% de los accionistas para avanzar en sus planes de integración. Cuando obtenga el beneplácito de la CNMV y del BCE, el BBVA podrá lanzar la opa aunque la CNMC no haya impuesto aún las condiciones y velar para que la competencia se respete, analizando el nivel de concentración bancaria. 

La última parada sería en el Ministerio de Economía, Comercio y Empresa. El responsable de este departamento, Carlos Cuerpo, ya ha expresado en reiteradas ocasiones su rechazo frontal al potencial matrimonio, recordando que es el ministro quien tiene la última palabra. Es decir no puede impedir la opa, pero si vetar la fusión. BBVA ya ha notificado también a los supervisores de Reino Unido, donde opera su filial británica TSB, Francia, donde cuenta con oficinas en París y en Marruecos, ya que también opera en Casablanca. 

Carmen Muñoz
Redactora Banca y Seguros

Graduada en Periodismo y Economía. Decidí hacer este doble grado para poder combinar mis dos pasiones: la información económica. En noviembre de 2021 aterricé en la mesa de 'La Información' donde me he curtido cubriendo una guerra a las puertas de Europa, una inflación inédita en décadas y la subida de los tipos de interés. Tras mi paso por la sección de Mercatia, ahora escribo de banca y seguros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento