Así era el 'megabonus' de Reynés del que disfrutan otros 28 directivos en Naturgy

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.
El presidente y consejero delegado de Naturgy, Francisco Reynés.
Sergio Pérez / EFE
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

Naturgy ha sorprendido este lunes al mercado. A las 19.22 horas de la tarde se ha conocido en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el presidente ejecutivo y consejero delegado de la compañía, Francisco Reynés, renuncia a su 'megabonus' para actuar con independencia ante la posible opa de Taqa. 

El directivo mallorquín percibió una retribución total de 5,46 millones de euros en 2023, lo que supone un descenso del 6,61% respecto a los 5,85 millones que recibió en 2022. De este importe total, la retribución en metálico se situó en 2,25 millones, mientras que la remuneración por sistemas de ahorro fue de 3,05 millones de euros. Además, el primer ejecutivo de la multinacional española percibió 154.000 euros por otros conceptos.

Pues bien, según consta en el informe anual de remuneraciones de la empresa correspondiente a 2023, la remuneración variable plurianual de Reynés se configura a través de un incentivo a largo plazo (ILP) en el que, además de este, participan 28 directos en activo. Este mecanismo fue aprobado por el consejo de junio de 2018 y ratificado por la junta general de accionistas celebrada el 5 de marzo de 2019 y posteriormente revisado en la de 15 de marzo de 2022 con el objetivo de alinearlo del plan estratégico 2021-2025.

Umbral mínimo de la cotización en 19,15 euros

Y sus características son la siguientes. Se instrumenta mediante la adquisición de un paquete de acciones de Naturgy por una sociedad participada al 100% que puede generar un excedente. Dicho excedente, si lo hubiera, es el incentivo que se entregará a los partícipes. No obstante, para recibirlo se tienen que cumplir una serie de condiciones. En concreto, solo se percibe como incentivo el excedente de valor que se hubiera generado y solo superando el umbral mínimo de rentabilidad prefijado, que implica una cotización de la acción de 19,15 euros en el momento de vencimiento del ILP y asumiendo que se reparten todos los dividendos previstos en el plan estratégico (y los entregados efectivamente del plan 2018-2022). Naturgy ha cerrado la sesión este lunes con una cotización de 23,30 euros por título, por lo que beneficiaría a todos los directivos que reciben este bonus.

"Esto es coherente con los requisitos de rentabilidad asociada a la disciplina financiera y contenidos en el plan estratégico y es superior al valor de la cotización de la sociedad tenedora de las acciones tuviera un resultado positivo, si no se alcanzara dicho umbral, el importe del ILP sería 0", se explica en el informe de remuneraciones. El ILP incluye también una cláusula de 'claw back' (recuperar las remuneraciones ya satisfechas) durante los 18 meses siguiente a la percepción del mismo en caso de modificación relevante de las cuentas anuales de la empresa que afectara de manera significativa a la cotización.

Asimismo, y conforme establece el reglamento interno que regula el ILP, este mecanismo retributivo lleva aparejada una recomendación para sus beneficios en virtud de la cual, al final del periodo de vigencia de estos deberán haber adquirido o en su caso, deberán mantener un paquete de acciones de Naturgy cuyo valor alcance, al menos, la mitad de la retribución fija anual. La comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo verificará anualmente el volumen de acciones de cada beneficiario.  Por su parte, el consejo de administración, "a propuesta razonada" de la citada comisión, podrá adoptar las decisiones que considere necesarias para la administración, interpretación, subsanación, desarrollo o continuidad del esquema de incentivo ante variaciones sustanciales de las circunstancias del plan, teniendo en cuenta el interés social de la sociedad y de los objetivos del plan.

Si Reynés abandonara la compañía antes de finalizar el plan, perderá los derechos en casos de cese voluntario de sus funciones o por "incumplimiento grave". Por el contrario, los mantendrá en caso de jubilación, incapacidad, fallecimiento, o cese no imputable a él, si bien en caso de mantenerlos, solo tendrá derecho al incentivo que finalmente resulte en la parte proporcional de su tiempo de permanencia respecto a la duración del plan. En caso de abandono por mutuo acuerdo, se estará a lo pactado.

El contrato de Reynés también establece una indemnización por cese o por no renovación del cargo de consejero por un importe de dos anualidades del conjunto de: retribución dineraria fija total anual, la retribución variable anual y en atención al concepto de variable plurianual, un importe a tanto alzado equivalente al 1,25 de la retribución dineraria fija total anual.

Espaldarazo de CriteriaCaixa a la gestión y al sueldo

Reynés ha recibido un fuerte apoyo por parte de CriteriaCaixa en el último año. El verano pasado el 'holding' defendió la gestión de toda la cúpula tras que prácticamente se diera por hecho el fichaje de Ignacio Gutiérrez-Orrantia como consejero delegado por la presión de los fondos. Asimismo, en la última junta cambió el sentido del voto y votó a favor de la remuneración del consejo, frente a la abstención de la anterior cita y dejando solo a IFM. Naturgy es la única energética del Ibex 35 que concentra las figuras de presidente y consejero delegado en una misma persona. Iberdrola fue la última en separar los cargos, aunque Ignacio Sánchez Galán continúa con todos los poderes ejecutivos.

Antonio Martos Villar
Redactor de Energía

Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos, di mis primeros pasos en la agencia Europa Press para luego escribir en el periódico económico Cinco Días, donde me tocó hacer un curso intensivo sobre Energía. También he pasado por la redacción de The Objective y aprendí sobre finanzas en HelpMyCash. Ahora, formo parte de La Información.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento