Los fletes se triplican 

Moda, alimentación y cerámica se ponen en alerta por la crisis del mar Rojo

Barco Mar Rojo Egipto
Moda, alimentación y cerámica se ponen en alerta por la crisis del mar Rojo. 
Getty Images
Barco Mar Rojo Egipto

Tras los cuellos posteriores al final de la pandemia y la escasez de chips, así como el propio Covid en 2020, las amenazas sobre las redes de suministro globales se suceden y se solapan práctiacamente. El último 'cisne negro'  son los ataques de las milicias hutíes de Yemen a grances buques de portacontenedores. Unas acciones que no han remitido a pesar de los ataques de la coalición internacional liderada por Estados Unidos y Reino Unido. Todo lo anterior, ha obligado a las grandes navieras como Maersk, MSC, CMA CGM Group junto a la alemana Hapag - LLoyd y la china Cosco a evitar la ruta del mar Rojo Por la misma transcurre alrededor del 15% del comercio mundial. La ruta alternativa supone rodear el continente africano por el Cabo de Buena Esperanza (Sudáfrica), y esto supone 10 días más de navegación y mayores costes económicos. Sectores exportadores como la moda, la alimentación y, en menor medida, la cerámica lo tendrán más caro y complicado para llegar a sus clientes alrededor de todo el mundo. 

Para el catedrático de Economía de la Universidad CEU San Pablo, Rafael Pampillón, la actividad más impactada será la textil especialmente las importaciones de China. "Empresas como Inditex lo que hacen es enviar diseños a través de la web a fábricas chinas para que produzcan y lo hagan rápido, las trabas para no pasar por el Canal de Suez está haciendo encarecer mucho el coste del flete", apunta este experto quien matiza que alrededor del 60% de nuestras exportaciones se dirigen a  la Unión Europea y que gran número de ellos son bienes de equipo.  

"De todas forma todo esto está afectando también a los suecos y a otros países europeos, ya que se produce mucho textil en otros países como Bangladesh, Indonesia, Tailandia... Todo el sureste asiático que provee al resto del mundo", añade Pampillon. Para el catedrático sería aconsejable que el Gobierno hiciese "un gesto de acompañar a los barcos españoles, aunque no se trata de entrar en guerra con Yemen".

Apuesta por la "producción de cercanía" 

Desde la confederación ModaEspaña, su presidente Ángel Asensio, reconoce que "la crisis del mar Rojo está generando una serie de efectos que repercuten de manera diversa en la industria textil". En concreto, señala hacia las compañías "que centran su fabricación en otros mercados" quien se están enfrentando a "desafíos" para mantener sus procesos productivos.  En concreto, el máximo responsable de esta confederación empresarial menciona "el incremento de costos por interrupciones en la cadena de suministro, cambios imprevistos en los precios de las materias primas respecto a las estimaciones iniciales y posibles restricciones logísticas".  

A todo lo anterior, añade Asensio, se añade la prolongación en los tiempos de producción. Algo que afecta a la capacidad de respuestas y a la agilidad para adaptarse a la demanda de los mercados en los que operan. Por otra parte, el presidente de Acotex Eduardo Zamácola, ha añadido que en el textil español están detectando ya "problemas de retrasos de mercancías: hay colecciones que llegan con tres semanas de retraso. Lo cual está dificultando mucho el cambio de colección". En este sentido, Zamácola habla de un agravamiento del conflico que les está conduciendo a adoptar medidas alternativas como el desvío de las rutas por el Cabo de Buena Esperanza. Lo que supone un encarecimiento de todo el proceso. "Con ciertas colecciones terminadas se están fletando aviones para enviarlas vía aérea, lo que multiplica el coste", apunta el presidente de Acotex.

Sobre la posiblidad de que este sobrecoste se traslade al consumidor, Zamácola cree que es "tremendamente complicado trasladar un coste logístico, el consumidor medio no lo valora... ". Por este motivo, añade, que sí podrían traducirse al precio estas nuevas dificultades si se trata de "marcas que puedan tener un carácter aspiracional, ahora la mayoría no pueden". A su juicio, la mayoría de empresas textiles optarán por "aminorar sus márgenes. Es decir, asumirlo nosotros. La sostenibilidad en estas empresas es más difícil", 

 Por su parte, la Strategic Sales Manager Iberia en CEVA Logistics Gemma Castellarnau señala en conversación con este medio el impacto de esta crisis en otras actividades como la cerámica, cuya actividad exportadora  a países árabes como Arabia Saudi se verá impactada por la interrupción de la ruta por el Canal de Suez. "Todos los sectores económicos deberán alargar sus suministros y esto afectará también al secto retail". De igual modo también señala a la alimentación y apunta al peligro de "congestión" por la menor disponibilidad de contenedores, "el mayor tiempo de tránsito" y el menor número de camiones a disposición de los operadores

Exportaciones a China en juego 

Los problemas en el Canal de Suez le pillan a DCOOP, el gigante cooperativo que facturó en 2022 la friolera de 1.236,97 millones de euros (681,45 millones solo en aceite de oliva) en pleno proceso para exportar los primeros 15 contenedores de almendra con destino a China. Una operación que debe producirse durante este mes y el próximo. Fuentes de esta cooperativa reconocen a La Información cierta preocupación por el aumento de los costes del transporte y "la demora de las entregas".  En este sentido, apuntan que sus productos  pueden aguanta cierto tiempo, tal es el caso del aceite de oliva, el vino o las aceitunas.

Al respecto la patronal del gran consumo, advirtió ayer que en este escenario está el precio de los contenedores que transcurren por el mar Rojo y el Canal de Suez se pueden triplicar, pasando de 1.000 euros por contenedor a 3.000 euros. "No es lo mismo bordear África que no hacerlo", razonan desde DCOOP. En este sentido, recuerdan desde la Cooperativa que también exportan aceituna a países árabes como Emiratos Árabes Unidos (EAU), a Arabia Saudi y Omán. "Hemos empezado también a vender almendra a la India, ademá de vino a Corea y Asutralia", añaden las fuentes consultadas. 

Carlos Manso Chicote
Redactor de Economía y Empresas

Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y amante de todo lo relaciona con el campo. He pasado por las redacciones de Telemadrid y en los económicos Vozpopuli, Invertia y en la sección de Economía de ABC. También he pasado por los gabinetes de comunicación del Congreso de los Diputados y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). En 2020 recibí el III Premio Oriva de Periodismo y en 2021 y 2022 quedé finalista en los Premios de Periodismo de Cepesca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento