Letras del Tesoro, depósitos a plazo fijo o cuentas remuneradas: qué paga más por tu dinero

Los productos de ahorro han incrementado la remuneración que ofrecen a los inversores trasladando los elevados tipos de interés del BCE. Sin embargo, no todos son igual de rentables ni se adaptan a todos los ahorros.
¿Qué paga más por tu dinero?
¿Qué paga más por tu dinero?
Vadym Drobot / Freepik
¿Qué paga más por tu dinero?

Contratar un producto que pague intereses por el ahorro evita que el dinero pierda valor en una cuenta sin remuneración. Por lo que las Letras del Tesoro, los depósitos a plazo fijo o las cuentas remuneradas permiten a los ahorradores rentabilizar su capital. Además, los elevados tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) han provocado que muchos de estos productos trasladen el alza a sus ofertas, por lo que se han vuelto mucho más atractivos para los inversores. Sin embargo, no todos remuneran igual ni cuentan con las mismas exigencias.

Esta es la rentabilidad de las Letras del Tesoro

Las Letras del Tesoro son valores de renta fija a corto plazo (3, 6, 9 y 12 meses) emitidos por el Tesoro Público. La deuda sale al mercado mediante subasta y se emite al descuento, por lo que el precio de compra es inferior al valor nominal. Este valor es de 1.000 euros.

En la subasta de este martes, la última que se celebró, se colocaron Letras a seis y doce meses, con una demanda que casi duplicaba la oferta del Tesoro. En la deuda a seis meses el porcentaje adjudicado incrementó respecto al anterior y alcanzó un 3,456%. A doce meses el interés colocado ha sido de 3,392%. Por tanto, con unos ahorros de 10.000 euros invertidos en Letras del Tesoro se podrían obtener 173 euros brutos (en seis meses) o 339 euros brutos (en doce).

Mejores depósitos a plazo fijo

Estos intereses superan con creces los ofrecidos por los bancos españoles a través de sus depósitos a plazo fijo. A seis meses destaca el depósito ofrecido por WiZink, que promociona un 3,30% TAE, es decir, unos 160 euros brutos si se desembolsan 10.000 euros. Sin embargo, el banco exige una inversión mínima de 5.000 euros (y máxima de 250.000), por lo que no remuneran cualquier cantidad de dinero y mantiene una exigencia mayor que la de las Letras del Tesoro (cuyo mínimo son 1.000 euros).

A doce meses destaca el 3,10% TAE ofrecido por Banca March, hasta 310 euros brutos por 10.000 euros depositados. En este caso la exigencia crece aún más, la entidad exige que el desembolso sea de al menos 10.000 euros.

Sin embargo, de la mano de la banca extranjera hay depósitos que sí superan la rentabilidad ofrecida por las Letras del Tesoro en España. En concreto, Banco BiG y Mediolanum promocionan un 3,75% y un 4%, respectivamente, a seis meses, aunque también exigen 10.000 euros mínimos.

Por tanto, en cuanto a rentabilidad, si el inversor quiere quedarse en el mercado nacional, puede resultar más rentable optar por las Letras del Tesoro. Sin embargo, si no le importa apostar por un producto portugués, por ejemplo, el 3,75% TAE ofrecido por Banco BiG es una de las remuneraciones más altas.

Estas son las ventajas de las cuentas remuneradas

A esta batalla por el ahorro se suman las cuentas remuneradas, un producto cuyo punto fuerte es que no bloquea el acceso a la liquidez, ya que el dinero se deposita en una cuenta y el titular puede operar con él, además, existen opciones para los ahorros más pequeños. Sin embargo, generalmente exigen otras vinculaciones para obtener remuneraciones altas.

En concreto, destacan los productos de Ibercaja y Bankinter. Ibercaja ofrece un 5,09% TAE durante el primer año y un 3,03% TAE en el segundo para saldos de hasta 10.000 euros. Es decir, con una inversión máxima se podrán obtener unos 800 euros. En este caso, la entidad exige que se domicilie una nómina de al menos 600 euros, realizar 6 o más movimientos al semestre con la tarjeta, recibir 6 o más cargos domiciliados en la cuenta al semestre y contratar la Banca Digital Ibercaja.

En caso de que la nómina sea de 800 euros o más, Bankinter también ofrece un 5% TAE durante el primer año y un 2% el segundo hasta 10.000 euros de saldo. Si se mantiene ese dinero en la cuenta el cliente recibiría 700 euros brutos, aproximadamente. La entidad exige que se realicen 3 pagos al trimestre con la tarjeta y tres cargos por recibo.

Por tanto, aunque el beneficio final es mayor, el cliente debe valorar las vinculaciones que ha de cumplir. Sin embargo, puede ser una buena opción para los ahorros más pequeños que quieren mantener su liquidez sin que esta pierda valor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento