Suben las importaciones

Irak aumenta sus envíos de petróleo a España y certifica la expansión del mix

Tanques de combustible en la Refinería 'La Rábida'
Irak amplía sus envíos de petróleo a España y certifica la expansión del mix
CEPSA
Tanques de combustible en la Refinería 'La Rábida'

Irak se convirtió en el principal suministrador de petróleo crudo a España en septiembre, confirmando el nuevo reequilibrio del mix energético como consecuencia del reciente tope de precios al petróleo ruso y la necesidad de buscar suministradores para evitar la dependencia energética. La recuperación de la actividad económica tras la pandemia ha derivado en un incremento de las importaciones en un 17,9% anual, valor que supera la media de los últimos 5 años y que derivan también de la necesidad de llenado de los almacenamientos para hacer frente a un invierno sin gas natural ruso.

La república situada en Oriente Medio volvió a ser, por primera vez en dos décadas, la primera fuente del crudo que recibe nuestro país, que en el noveno mes del año importó 35 tipos de crudo distintos, procedentes de 20 países. El de Irak supuso el 11,4% del total mensual, hasta 557 kilotoneladas (kt), seguido por Arabia Saudí (11,1% y 541 kt) y Brasil (10,5% y 512 kt). De esta forma, los contratos con origen iraquí sustituyeron a la bajada del suministro procedente de Nigeria, cuyos envíos cayeron a la mitad -de 821 a 399 kilotoneladas- en un mes, continuando una caída anual que ya se sitúa en el del 18,9% respecto a los envíos de 2021.

La inestabilidad política que vive Irak desde principios de siglo, derivada de la guerra que vivió el país entre 2003 y 2011, supuso su fin como uno de los principales suministradores de petróleos para Europa y en consecuencia, también para España. La última vez que Irak fue el principal importador de crudos fue en noviembre de 2002, antes de estallar el conflicto bélico. 

Desde entonces, el peso de sus envíos fue decayendo, ante lo cual buscaron alternativas en Libia primero y Rusia después, que por causas parecidas a las iraquíes derivaron en la cancelación de contratos. Las petroleras españolas han abogado en los últimos tiempos por incrementar los envíos desde Nigeria, convertido en un suministrador clave, y países como Brasil, México o Estados Unidos. 

El mayor consumo incrementa las importaciones

En septiembre, España importó un 9,4% más de petróleos. Entre los países que han incrementado sus envíos a lo largo del año se encuentran Canadá (+67,4%), Estados Unidos (+96,8%), Brasil (+152,1%), Arabia Saudí (+30,2%), Angola (+152%), Argelia (+215%) o Guinea Ecuatorial (+37,3%), todas ellas por encima de las 1.000 kilotoneladas enviadas a España.

Hasta el noveno mes del año, el mix energético está dominado por Nigeria, de donde proceden el 13,9% del total de crudos; seguido por Estados Unidos (11,5%), Brasil (9%) y México (8,5%). Por detrás se sitúan Arabia Saudí e Irak, ambas con un 8,1%, señal de que los países de Oriente Medio y América Central han sustituido a las importaciones de Rusia

En el lado contrario, el mix ha variado en negativo para países como Rusia (-66% anual), México (-31%) o Libia (-23%), aunque de estos dos últimos se siguen recibiendo importantes cantidades. Desde Rusia no se registraron movimientos de crudo durante septiembre, continuando con el veto que se inició en abril como respuesta conjunta de los países de la Unión Europea a la invasión de Ucrania. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento