Las probabilidades de volver a ganar eran muy remotas

Euromillones: una pareja ganó dos veces la lotería en solo dos años

Administración de lotería
Una pareja británica ganó dos veces el Euromillones.
ARCHIVO.
Administración de lotería

Ganar la lotería una vez ya es el ejemplo pefecto de tener suerte, pero hacerlo dos veces es otro nivel. La probabilidad de ganar el Euromillones es una entre 139.838.160, y por ello existe una compensación para los apostantes habituales de los sorteos de cada martes y cada jueves: junto con el sorteo puro del Euromilones se realiza el de 'El Millón', una lotería asociada que pone en juego un millón de euros entre los apostantes de cada país, y que siempre toca.

Gracias a 'El Millón', cada martes o viernes hay un nuevo millonario en España. Las probabilidades de ganarlo son más elevadas que las del bote, pero aún así no es fácil. La excepción que confirmó la regla en la historia del sorteo fue el caso de los británicos David y Kath Long, que ganaron el sorteo de 'El Millón' dos veces en el plazo de dos años.

El primer premio llegó a sus manos en 2013 y propició la jubilación de David, camionero, y de Kath, camarera, así como la remodelación de la caravana en la que vivía la pareja y la celebración de su boda. Añadieron una moderna cocina y siguieron tentando a la suerte jugando al Euromillones.

El martes 31 de marzo de 2015 la suerte volvió a llamar a su puerta. Otra vez habían ganado 'El Millón' del Euromillones, siendo protagonistas de una situación no repetida hasta la fecha. De hecho, la probabilidad de ganar dos premios de este tipo es de una entra 283.000 millones.

David y Kathleen Long, la pareja que ganó el Euromillones dos veces.
David y Kathleen Long, la pareja que ganó el Euromillones dos veces.
Camelot.

Con ese premio, la pareja ya dio el salto a vivir en una casa. "Siempre supe que ganaría dos veces. Intento apostar cuando hay muchos premios en juego", explicó por aquel entonces David.

Con el dinero del segundo premio, los miembros de la afortunada pareja ayudaron a familiares y amigos, planearon el viaje de la luna de miel que nunca pudieron tener y David, en concreto, destinó una parte para tener el abono de temporada de fútbol del Liverpool. El resto del dinero se lo guardaron para el futuro, sobre todo para sus hijos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento