Acuerdo para el Estatuto del Becario

España se descuelga de la Eurocámara y permite las prácticas no remuneradas

Yolanda Díaz
España se descuelga de la Eurocámara y permite las prácticas no remuneradas. 
EUROPA PRESS
Yolanda Díaz

El Ministerio de Trabajo y Economía Social y los sindicatos mayoritarios -CCOO y UGT- escenificarán este jueves la firma del Estatuto del Becario, después de más de un año de conversaciones de las que finalmente se han descolgado las patronales CEOE y Cepyme. El documento que regulará las prácticas no laborales realizadas por estudiantes en empresas e instituciones aspira a acabar con el abuso de esta figura en España, pero no obligará a que las becas sean remuneradas. Los interlocutores sociales han acordado con el equipo de Yolanda Díaz una compensación de los gastos en los que incurra el estudiante en prácticas, que deberá ser abonada por la empresa. Sin embargo, esto contrasta con la votación efectuada este miércoles en el Parlamento Europeo, en el que la mayoría de los eurodiputados se han pronunciado a favor de prohibir las prácticas 'gratis' y abogan por establecer un salario mínimo para las extracurriculares. 

La prohibición de las prácticas no remuneradas estuvo sobre la mesa al inicio de las conversaciones para desarrollar el conocido como Estatuto del Becario, no obstante, esta idea fue rápidamente descartada por la negativa de las centrales sindicales a asemejar las prácticas de formación con relaciones de carácter laboral. Para UGT y CCOO obligar a abonar una cierta cantidad por las becas suponía abrir una vía para que las empresas canalizaran empleos precarios sin garantizar a los estudiantes los derechos asociados a un contrato de carácter laboral. Temían que pudiese convertirse en una fórmula para sustituir a trabajadores en puestos estructurales con una remuneración inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Por ello, prefirieron introducir la compensación de "gastos" -comida, transportes e incluso alojamiento- que deberá ser acordada en el convenio de prácticas que elaboren el centro de estudios y el de prácticas. Una figura que queda abierta a lo que ambas partes estipulen en el acuerdo y en la que el estudiante tiene escaso margen de decisión, por lo que ha sido calificada de insuficiente por la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP). Mientras que la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) se ha opuesto frontalmente a esta compensación que aseguran que es una previsión inédita en Derecho y que reducirá de forma "dramática" el número de empresas y entidades públicas dispuestas a acoger estudiantes.

El Parlamento Europeo insta a prohibir las prácticas sin remunerar

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles por 404 votos a favor, 78 en contra y 130 abstenciones un informe en el que insta a la Comisión Europea y a los Estados miembros a que "mejoren el acceso de los jóvenes a periodos de prácticas de calidad, remunerados e inclusivos". El texto respaldado por la mayoría de la Eurocámara y que ha contado con la abstención de los eurodiputados del Partido Popular español, no fija una cantidad mínima, pero recoge que debe adecuarse al coste de la vida de cada país. Los representantes políticos entienden que la remuneración debe cubrir como mínimo el coste de los alimentos, la vivienda y el transporte, para que los estudiantes no tengan que poner dinero 'de su bolsillo' para poder formarse. 

Este documento es una mera recomendación al órgano de gobierno de la Unión Europea, por lo que no tiene carácter vinculante para la Comisión, ni para los Estados miembro, sin embargo, sí supone un nuevo paso que ahonda en la recomendación emitida por el Consejo en 2014. Además,  el comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, que pertenece al Partido Socialista de Luxemburgo ha manifestado su compromiso para sacar adelante esta directiva antes de que acabe la legislatura, lo que deja un margen de un año para que los órganos europeos puedan aprobarlo. 

Los representantes políticos abogan por ser más ambiciosos y acotar esta compensación económica de mínimos a las prácticas curriculares, es decir, las que el estudiante debe realizar de forma obligatoria para completar su formación y pasar a hablar de un salario mínimo para las extraordinarias, como ha defendido la socialista Alícia Homs. El recién nombrado portavoz de Sumar y vicepresidente del grupo parlamentario de los 'verdes', Ernest Urtasun, ha celebrado que el modelo del Estatuto del Becario impulsado en España "ha sido el gran ejemplo a seguir en las negociaciones y en la presentación de las propuestas de esta resolución". 

Derecho al desempleo, cotización y límite de contratos

En el documento aprobado por el Parlamento Europeo, los eurodiputados abordan otras condiciones de las prácticas laborales. Los parlamentarios llaman a dar acceso a los estudiantes a la protección social que tengan los trabajadores: prestaciones por desempleo y las cotizaciones al régimen de pensiones. En España, los becarios comenzarán a cotizar a partir del próximo mes de octubre gracias a una cláusula introducida en la segunda parte de la reforma de pensiones, sin embargo, no tienen derecho al paro por el carácter no laboral de estos convenios. Además, los eurodiputados también quieren introducir una limitación al número de contratos firmados para evitar la sustitución de trabajadores por becarios. Una solución alternativa a la acordada por los sindicatos españoles, que han fijado un máximo de 480 horas para las prácticas extracurriculares en cada empresa. 

Noelia Casado

Periodista y politóloga por la URJC. Máster en Derecho Parlamentario, Elecciones y Estudios Legislativos. He pasado por las redacciones de elDiario.es y Europa Press antes de llegar a La Información, donde sigo la actualidad laboral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento