Ante la subida del precio de la vivienda

Alquiler con derecho a compra: qué es, cómo funciona y la letra pequeña

Alquiler con derecho a compra: qué es, cómo funciona y la letra pequeña
Alquiler con derecho a compra: qué es, cómo funciona y la letra pequeña
89stocker a través de Canva
Alquiler con derecho a compra: qué es, cómo funciona y la letra pequeña

Acceder a una vivienda es un proceso más complicado que nunca, puesto que los precios no paran de subir. Según los últimos datos de Fotocasa el precio medio de una vivienda en España fue de los 169.040 euros en el mes de abril, lo que supone un 10% más que en el mismo mes de 2022. 

Además, hay que tener en cuenta que en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona el precio es superior. En la capital, por ejemplo, el precio medio se situó en 448.710 euros.

Ante esta situación… ¿Qué opciones existen para aquellas personas que quieran adquirir una vivienda? Existen varias vías que se pueden utilizar para conseguir comprar una vivienda. Una de ellas es el alquiler con derecho a compra. ¿En qué consiste? 

Un alquiler con derecho a compra consiste en que el usuario entre en una vivienda en la modalidad de alquiler y, una vez pasado un periodo determinado, compre el inmueble, por lo tanto, el inquilino pasa a ser el propietario.

¿Qué ventajas tiene vivir de alquiler y luego poder comprar?

Una de las principales ventajas de esta modalidad es que parte del dinero destinado al alquiler se utiliza para reducir el precio final de la vivienda. De esta manera, cuando llegue el momento de comprarla su precio será menor, por lo tanto, al inquilino no le afectará la subida de precios que se lleve a cabo durante ese periodo.

Por otra parte, como se irá reduciendo el precio de la vivienda la financiación necesaria para adquirir el inmueble será menor. En una situación en la que una persona tenga un alquiler con derecho a compra de una vivienda de 200.000 euros, si destina 300 euros de su cuota del alquiler a reducir el precio final de la propiedad durante cuatro años finalmente necesitará un préstamo para una vivienda de 185.600 euros, unos 14.400 euros menos que si hubiera adquirido el inmueble cuatro años antes.

De esta manera, teniendo en cuenta que el usuario pediría una hipoteca con una financiación del 80%, si el precio de la vivienda es de 185.600 euros tendrá que aportar 55.680 euros (30% del importe), mientras que para un préstamo de 200.000 eran necesarios 60.000 euros. Esto significa que el futuro propietario se ahorrará un total de 4.320 euros.

El alquiler con derecho a compra ¿tiene inconvenientes?

No obstante, tiene su parte negativa. Como parte del dinero del alquiler se destina a reducir el precio del inmueble la cuota mensual suele ser bastante más alta que la de un alquiler al uso.

Otro punto a tener en cuenta es que cuando llega el final del plazo estipulado en el contrato el futuro propietario debe tener sí o sí el dinero para poder hacer frente a la compra. Dicho de otra manera, debe tener la financiación de un banco para poder llevar a cabo la operación.

En caso de que el usuario no tenga el dinero necesario, se considerará incumplimiento del contrato, por lo tanto, perderá el dinero que ha ido aportando y probablemente tenga que abandonar la vivienda.

Como cualquier modalidad que permite a una persona contar con una vivienda tiene sus puntos fuertes y sus aspectos negativos. Por lo tanto, lo más importante en este caso es pensar si cuando termine el plazo de alquiler el usuario tendrá la financiación necesaria para comprar la vivienda. 

Los expertos recomiendan acudir a un comparador hipotecario, como puede ser iAhorro, para calcular si hay posibilidad de hacer frente a la hipoteca restante y buscar la mejor del mercado para disponer de ese dinero y no quedarnos sin la casa. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento