Duplica al centro en disponibilidad

Alerta inmobiliaria: el teletrabajo vacía oficinas en la periferia de las capitales

Sede de la empresa Orange en el Parque Empresarial La Finca de Pozuelo de Alarcón, en Madrid. PARQUE EMPRESARIAL LA FINCA;ORANGE Ricardo Rubio / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 21/2/2020
Real Estate en alerta: el teletrabajo vacía las oficinas de periferia en las ciudades
Europa Press
Sede de la empresa Orange en el Parque Empresarial La Finca de Pozuelo de Alarcón, en Madrid. PARQUE EMPRESARIAL LA FINCA;ORANGE Ricardo Rubio / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 21/2/2020

El dinamismo económico y su idiosincrasia mantienen a Barcelona y Madrid como líderes en inversión en nuevas oficinas en España, con la ciudad condal acogiendo el 59% de la nueva inversión y la capital llevándose otro 34%, según el informe "The Office Property Telescope" elaborado por EY. Sin embargo, las nuevas modalidades de empleo y la flexibilidad que viene imponiéndose tras la pandemia han puesto en alerta al sector inmobiliario, donde el teletrabajo empieza a verse como una de las grandes amenazas

Esta preocupación empieza a ser especialmente significativa en Madrid, donde los anuncios de un nuevo distrito financiero vinculado al desarrollo de Madrid Nuevo Norte, la aprobación de nuevos barrios en la periferia o la renovación de AZCA comparten titulares con estampas como la que cada día miles de conductores observan al acceder a la ciudad. Grandes lonas y carteles con mensajes del estilo de "Últimos 1.500 m2 disponibles", "oficinas disponibles" u "en venta o alquiler" decoran los edificios situados en los márgenes de las autovías A-1 (hacia Burgos), A-2 (hacia Cataluña) o A-6 (hacia Galicia), permaneciendo impasibles ante el paso del tiempo y con unas perspectivas de futuro que no parece que vayan a variar. 

Precisamente, el señalado informe de EY apunta a que hay el doble de oficinas disponibles en el exterior de la M-30 que en el interior: un 11,8% de disponibilidad frente al 5,9% en la almendra central. La mayor bolsa de suelo terciario de oficinas se encuentra entre los corredores que forman la A-1 y la A-2, en el noreste de la capital, donde se encuentran grandes áreas industriales y zonas de oficinas como Las Tablas, Valdelacasa -que contará con un nuevo apartahotel de 21 plantas-, La Moraleja (Alcobendas) o el eje del Aeropuerto de Barajas, entornos en los que se sitúan multinacionales como Telefónica, que ahora ve sobredimensionada su sede y ha decidido reconvertir parte de ella en un 'hub' tecnológico. Santander, que adquirió la sede que no llegó a estrenar el banco Popular en Josefa Valcárcel tras su absorción, ha aprovechado para reubicar a 500 empleados y vender otros activos al no encontrar otro plan para este edificio. 

La Información ha analizado otra de las grandes bolsas de suelo de la capital, el corredor de la A-6, desarrollado en los años noventa y donde consultoras inmobiliarias acumulan múltiples inmuebles a la venta o en alquiler, fruto de un proceso paulatino de deslocalización de sus antiguos moradores hacia otros polos como los parques empresariales de Las Rozas, Cerro de los Gamos o La Finca, ambos en Pozuelo de Alarcón. Grandes firmas como JLL gestionan en su cartera hasta 15 inmuebles con más de 16.000 m2 disponibles, incluido un futuro proyecto con otros 10.000 m2 de edificabilidad prevista. CBRE, por su parte, tiene diez complejos de oficinas a disposición del mercado, mientras que Solvia, TCGI, Forcadell o Grupo Íscar también tienen en comercialización varios inmuebles. El ejemplo más destacado es el caso del parque empresarial La Florida Business Park, dos edificios con más de 10.000 m2 disponibles que oferta BNP. 

Todo esto, enmarcado en un contexto en que Madrid no prevé dejar de crecer: sólo la operación Madrid Nuevo Norte supondrá la construcción de 1,5 millones de m2 de oficinas, triplicando lo existente en una zona con gran vitalidad inmobiliaria como AZCA, con disponibilidad de espacios pese a estar inmersa en un lavado de cara en la mayoría de sus inmuebles y, a partir del año que viene, en su entorno, al que aspira a dotar de identidad y mayor seguridad. Todo ello sin olvidar otras bolsas de suelo en desarrollo, como Méndez Álvaro o parcelas por edificar en Las Tablas o Valdebebas. 

Barcelona, con un 8,6% de disponibilidad media, registra mejores cifras de ocupación que Madrid, pero ubica toda su disponibilidad en su distrito financiero, el 22@. Este espacio concentra gran parte de la inversión a nivel nacional y lidera la construcción de oficinas en la ciudad condal, donde está previsto que se desarrollen 74 proyectos entre 2022 y 2023. En este caso el problema no es la gran oferta, sino las subidas de precios en el centro, que están propiciando el traslado desde el Paseo de Gràcia o la Diagonal a otros entornos más asequibles en la periferia. Un estudio de Caixabank Research estimó que un 40% del total de ocupados en la ciudad podrían teletrabajar, lo cual afectaría directamente al mercado inmobiliario, una previsión que, aunque no se ha cumplido por el momento, se mantiene como una de las variables de incertidumbre para los inversores inmobiliarios. 

Bajo este contexto, el coworking se erige como la tendencia inversora en el real estate. En 2021, las oficinas compartidas crecieron un 39% respecto al año previo, con especial presencia en las dos grandes capitales, según CoWorkingSpain. Su informe bianual recoge cómo entre 2019 y 2021, Barcelona tenía 94 espacios más que dos años antes, hasta un total de 447; mientras que Madrid había crecido en 69 ubicaciones hasta 349, aunque de media son más grandes que las catalanas. Valencia, con 81 recintos, también creció con quince nuevos espacios en doce meses, vinculados al gran impulso que está recibiendo la ciudad de la mano del sector de las startups

Mostrar comentarios

Códigos Descuento