Un negocio de 40 millones

La Supercopa cumple un lustro en Arabia con el 'Clásico' más rentable del desierto

Supercopa
La Supercopa cumple un lustro en Arabia con el 'Clásico' más rentable del desierto. 
EFE
Supercopa

La Supercopa de España, o cómo facturar 40 millones de euros en tres partidos a 5.000 kilómetros de España. Madrid y Barça tienen una cita este domingo en el estadio Al-Awwal Park de Riad para disputar la final de la cuarta edición celebrada en Arabia Saudí. Se cumple así media década desde que el entonces presidente de la Real Federación de Fútbol Española (RFEF), Luis Rubiales, buscara un cambio de aires para el formato de la competición en aras de sacarle el máximo provecho posible y encontrase en el reino saudí el mejor aliado posible.

Federación y emirato rubricaron un acuerdo en 2019, con el 'holding' del exfutbolista Gerard Piqué (Kosmos) de intermediario, para llevar la competición al Golfo Pérsico y reconvertir su formato a una final-four entre los dos primeros equipos de la Liga y los finalistas de la Copa del Rey. En un primer instante, ambas partes sellaron un primer acuerdo para mantener este formato tres años, con opción a prórroga. 

A posteriori, y tal y como avanzó en su momento 2Playbook, la Federación activó la cláusula para renovar automáticamente tres años más la relación y sumó otros cuatro más, hasta 2029, con el fin de sufragar el impacto de la pandemia en sus cuentas. El contrato cumple cinco años y cuatro ediciones, pues en 2021 la Covid retuvo la Supercopa en La Cartuja de Sevilla y Arabia, en línea con el acuerdo, respetó el pago acordado pese a no acoger la edición.

¿Cómo se reparten los 40 millones?

El reparto económico de la Supercopa siempre es objeto de conflicto. Las cifras no son públicas, pero los clubes no esconden que se trata de un reparto no equitativo entre los participantes, ya que se calcula en base a una fórmula que tiene en cuenta los resultados deportivos, las audiencias televisivas y los ingresos por derechos de cada uno de los equipos clasificados.

Real Madrid y Barça, motores económicos de esta competición, ya se han asegurado siete millones de euros por llegar a la final -seis de ellos por participar- y se embolsarán uno más si levantan el trofeo. Atlético de Madrid y Osasuna, que no pudieron superar las semifinales, recibirán cerca de 3 y 2 millones, respectivamente, teniendo en cuenta los 300.000 euros que percibe cada club para sufragar los gastos de desplazamiento y alojamiento.

Las denuncias de otros clubes 

Este sistema ya ha derivado en denuncias, como la presentada por el Valencia CF al considerar "desigual y arbitrario" el modelo de reparto en las ediciones que participó en 2020 y 2023. La resolución finalmente llegó tras un acuerdo extrajudicial con la Federación, que tuvo que abonar cerca de 3 millones de euros a la entidad ché. Bajo la sombra de este antecedente, la Federación ha llegado a un acuerdo para que Real Madrid, Atlético y Barcelona cedan 200.000 euros cada uno al club rojillo para reducir la brecha y evitar conflictos con el conjunto navarro.

Desde otro punto de vista, la nueva Supercopa llegó como un regalo caído del cielo para los equipos del fútbol modesto, que en su conjunto, reciben una partida excepcional que roza los 12 millones de euros por temporada. Ya que, si bien la mitad de los 40 millones recaudados se divide entre los clubes participantes, el montante restante se reparte entre los gastos originados por el torneo y el fútbol base y regional.

Iván Alhambra
Redactor Economía / Portadista

Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y enfocado en un primer momento a la modalidad deportiva, he transitado por medios como Diario AS o ADG Media hasta aterrizar en La Información, donde aprendo día tras día mientras realizo funciones de portada y redacto noticias de actualidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento