Asocia el crecimiento al control de los contagios

El FMI avisa a Sánchez de que no habrá recuperación si continúan los rebrotes

Insta al Gobierno a reforzar la red de protección al desempleo y a preparar un nuevo 'bazuka' de ayudas públicas ante un eventual empeoramiento de la situación.

Foto jefa misión FMI España Andrea Schaechter / EFE
La jefa de la misión del FMI para España, Andrea Schaechter.
EFE
Foto jefa misión FMI España Andrea Schaechter / EFE

No habrá recuperación económica en España si las autoridades no consiguen poner bajo control los rebrotes de contagios por Covid. El primer análisis en profundidad del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la situación actual y las perspectivas futuras de la economía española tras el demoledor impacto de la pandemia, lo que conoce como Artículo IV, parte de esta premisa básica para valorar la situación en el país. El escenario base ya conocido del organismo internacional sobre España parte de que la economía española se desplomará un 12,8% en 2020 y "para 2021 podría crecer un 7,2%", un condicional que el informe presentado este miércoles por el organismo internacional justifica porque "lograr ese repunte estará estrechamente vinculado a la capacidad para limitar nuevas infecciones".

El FMI advierte de que sus predicciones sobre el comportamiento futuro de la economía española están sujetas a numerosas incertidumbres, pero que la mayoría de ellas suponen amenazas a la baja para el crecimiento. Entre éstas destaca que un eventual fracaso de las autoridades del país a la hora de controlar nuevos brotes o los posibles retrasos a la hora de disponer de una vacuna o de los tratamientos adecuados para acorralar la pandemia podrían empeorar aún más las ya inquietantes expectativas económicas del país. Un panorama que aún se podría ver más deteriorado en un contexto de Brexit sin acuerdo o de enconamiento de las tensiones comerciales.

El organismo descarta en principio, según aclaró la jefa de la misión del FMI en España, Andrea Schaechter, durante la presentación del informe, que la economía española recupere su capacidad de producir anterior a la crisis sanitaria antes del año 2023, si bien entiende que esto dependerá en buena medida de la capacidad que tenga el país para gestionar con éxito los fondos que le llegarán de Europa.

Recetas para la reconstrucción económica

En este marco, el FMI insta a España a aprovechar los fondos europeos para abordar lo que califica como "persistentes debilidades estructurales y socioeconómicas" que resume básicamente en tres aspectos: déficit de 'inversión verde', problemas en la empleabilidad y en el mercado de trabajo y desigualdad socioeconómica. El Fondo anima a España a impulsar la rehabilitación de edificios, a extender su frágil red de estaciones de carga para vehículos eléctricos o a mejorar su infraestructura de distribución de agua y de gestión de residuos, que ya ha sido objeto de varias multas por parte de las autoridades europeas por sus carencias. También plantea otras medidas más novedosas como vincular las ayudas públicas a las empresas al cumplimiento de determinados objetivos de sostenibilidad.

Los analistas del FMI también recomiendan a España utilizar los fondos que lleguen de Europa para avanzar en la reforma de su mercado laboral. En este sentido apunta a la implantación en España de la llamada 'mochila austriaca', en el impulso de los planes de formación a trabajadores y desempleados y también a medidas regulatorias que eliminen los desincentivos que persisten tanto en la normativa laboral como fiscal para que las empresas ganen tamaño. En el plano más social, aboga por mejorar las políticas de apoyo a la familia y por eliminar restricciones en el mercado de la vivienda para facilitar el acceso a los ciudadanos a través de programas de apoyo al alquiler, pero también de medidas regulatorias que eliminan las restricciones a la construcción de viviendas o la recalificación de suelos.

Otro 'bazuka' para protegerse de una posible recaída

A corto plazo, el FMI recomienda al Gobierno prepararse para una potencial recaída por si salen mal las cosas. El Fondo, que califica como un éxito la aplicación de los ERTE, considera que el Gobierno debe ir afinando poco a poco este instrumento y reorientando hacia la red de protección al desempleo a los trabajadores hoy en ERTE cuya reincorporación al trabajo sea más remota por el impacto estructural que la crisis ha podido tener sobre sus sectores. Para adaptarse a ese esquema, recomienda a España reforzar la protección al desempleo. "Las prestaciones por desempleo y la asistencia social pueden tener que intensificarse temporalmente (en términos de criterios de elegibilidad, prestaciones y duración) para apoyar a los damnificados por los cambios económicos de larga duración".

Andrea Schaechter ha advertido de que el mantenimiento de las medidas de apoyo con recursos públicos desplegadas por el Gobierno es crítico para sostener el tejido productivo y ha señalado que el Ejecutivo debe estar dispuesto a mantener e incluso ampliar esas medidas en el caso de que la situación económica se deteriore. Al hilo de esto, el FMI ha aconsejado al Gobierno ampliar el esquema del Fondo Sepi - ideado para estabilizar con fondos públicos la situación financiera en empresas estratégicas - a aquellas empresas del tejido de pymes que sean viables y que puedan atravesar problemas puntuales de tesorería, al estilo del fondo que ha puesto en marcha el Gobierno de Andalucía.

Estrategia de salida de la crisis

La jefa de la misión en España del FMI, Andrea Schaechter, ha abundado en el ya conocido discurso de que el Gobierno de España no debe reparar en gastos a la hora de paliar los daños de la pandemia en el tejido productivo, pero también ha subrayado la importancia de que el país muestre a los mercados y a los inversores cuál va a ser su estrategia a medio plazo para devolver las cuentas públicas a un cierto orden una vez el crecimiento de la economía se estabilice, algo que el FMI prevé para el año 2022. 

¿Qué debería contemplar esa estrategia? Pues lo que el FMI denomina un "plan de ajuste gradual" con medidas por el lado de los ingresos capaces de generar ingresos a medio plazo, con un compromiso firme en la adopción de las reformas estructurales que sean necesaria y, sí, también con un "paquete sostenible de reformas de las pensiones que equilibre la sostenibilidad de las pensiones con la aceptabilidad social", una fórmula que Schaechter ha vinculado a la obtención de un amplio respaldo político a través del Pacto de Toledo para engrasar el respaldo social de las medidas.

Apoyo a un proceso de fusiones bancarias

El FMI no ha podido evitar mirar de reojo al sistema financiero español. El organismo admite que la situación no es comparable con la de hace una década y que los balances de las entidades están mucho más saneados que entonces, pero advierte también que el riesgo de crédito se ha deteriorado y se espera que aumenten los activos dudosos, especialmente en el segmento

empresarial no financiero, a medida que venzan las medidas de apoyo a los prestatarios, es decir, las moratorias en el pago de hipotecas, los avales del ICO y el resto de medidas de protección de los agentes económicos.

¿Las recomendaciones del Fondo? Aflorar los activos problemáticos lo antes posible, "atenerse a políticas prudentes en materia de dividendos", invertir en tecnologías, racionalizar costes y, por qué no, avanzar en el proceso de consolidación del sistema bancario que el FMI observa como "una respuesta adecuada a los retos de rentabilidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento