El auge de la vivienda rural

¿El fin de las 'gangas' de los pueblos? La Covid amenaza con disparar los precios

Lastres es uno de los pueblos más bonitos de España donde hay viviendas baratas.
Lastres es uno de los pueblos más bonitos de España donde hay viviendas baratas.
Wikimedia Commons.
Lastres es uno de los pueblos más bonitos de España donde hay viviendas baratas.

Escapadas, mudanzas temporales, necesidad de espacio... El auge de lo rural no es nuevo. La primera oleada de la Covid-19 despertó un interés por la vida alejada de las grandes ciudades que reanimó las zonas ignoradas durante años. La tendencia no ha hecho más que crecer, y las últimas cifras del sector inmobiliario muestran un repunte de la actividad en los municipios de menos de 5.000 habitantes: los pueblos concentran el 14,8% de las búsquedas de vivienda, frente al 13,2% del mes de junio y el 10,1% de enero, según el portal idealista.com. ¿El mayor atractivo? Los precios. Las viviendas cuestan un 52% menos en áreas rurales. No se sabe cuánto tiempo permanecerán estas 'gangas' en el mercado, pero los expertos advierten a 'La Información' que el creciente interés amenaza con disparar los precios.

Una radiografía del aumento de la actividad inmobiliaria sitúa en cabeza a Navarra, donde las búsquedas online de las ofertas en municipios de menos de 5.000 habitantes pasaron del 26% en junio al 44% en noviembre. También se han observado repuntes en Aragón (del 18,9% al 35,2%), La Rioja (del 26% al 32,9%), Cantabria (del 39,1% al 43,9%), Euskadi (del 11,5% al 15,7%) y Cataluña (del 11,9% al 14,1%).

Las diferencias entre comprar una vivienda en una ciudad y un pueblo son considerables. El metro cuadrado en los municipios pequeños cuesta de media 840 euros, mientras que el promedio nacional se sitúa en 1.752. El mayor 'salto' se da en Sevilla, donde los inmuebles en zonas alejadas de las urbes son un 23% más baratos que la media de la provincia; le siguen Madrid, con propiedades un 18% más económicas en pueblos, y Barcelona, con bajadas de hasta el 17% en áreas rurales.

La situación es más llamativa cuando se comparan los mercados de  municipios pequeños con las capitales de provincia. Sevilla también lidera esta clasificación, ya que las viviendas de los pueblos son un 69% más baratas que en la capital. En Barcelona, el mismo indicador se sitúa en el 68,6%; en Madrid, a un 58,2%; en A Coruña, al 65,9%; y en Guipúzcoa, a 64,8%. Los aumentos son notables y los buenos precios de estas zonas suponen una oportunidad para los españoles que tienen dificultades para acceder a una vivienda en estos momentos.

Gráfico vivienda pueblos
Gráfico vivienda pueblos
Nerea de Bilbao

La crisis por la Covid-19 ha provocado un 'roto' en los bolsillos de la mayoría de los españoles. En este sentido, las últimas perspectivas sobre el sector de CaixaBank Research señalan que "generalmente, en las crisis económicas, los consumidores tienden a aumentar el ahorro precautorio y a posponer el consumo de bienes duraderos y las inversiones a largo plazo, como la compra de una vivienda". Los datos respaldan su tesis. La Comisión Europea ha alertado de que el porcentaje de hogares que tienen la intención de comprar una vivienda en los próximos meses rozó el mínimo histórico durante este año.

La oferta en los municipios puede representar una oportunidad para quienes busquen un nuevo hogar. No se sabe cuánto durará esta coyuntura, pero todavía es pronto para prever si la burbuja de precios en estos municipios pequeños se romperá. Los expertos de Idealista explican a este diario que "se trata de mercados extremadamente atomizados, en los que será complicado establecer patrones de precio que sirvan para todos". A nivel nacional, los últimos informes del sector desvelan una variación de los precios de venta al alza del +06,% anual y un +4,4% trimestral.

El sector inmobiliario español será uno de los más afectados de la eurozona. En concreto, sus precios sufrirán una variación en torno al 4%, según los últimos estudios de la firma crediticia Moody's. Sin embargo, las 'rebajas' no incrementarán la demanda porque no vendrán acompañadas por una mejora de la situación económica de los ciudadanos. La vuelta a la 'normalidad' anterior a la pandemia está prevista para 2022, y la velocidad de la recuperación va a depender en gran parte del comportamiento de la curva del virus. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento