Datos del BdE

El crédito al consumo escala a máximos de quince años y sella su mejor abril desde la crisis financiera

El saldo vivo crediticio de este tipo de préstamos rebasa la barrera de los 100.000 millones al término del mes de abril, un nivel inédito desde marzo de 2009 después de un inicio de año con crecimientos a doble dígito. 
Bolsas tiendas
El crédito al consumo escala a máximos de quince años y sella su mejor abril desde la crisis financiera
Europa Press
Bolsas tiendas

La resistencia de la economía española y del mercado laboral mantienen a flote el consumo. El mayor poder adquisitivo a raíz de la moderación de la inflación y la ligera subida de salarios ha impulsado la demanda de bienes duraderos y servicios. Esta mejora también se nota en el crédito a plazos, que ha escalado a máximos de quince años. La financiación al consumo ha experimentado durante abril un repunte del 4,6%, superando los 100.000 millones. En concreto, el saldo vivo se ha situado en los 100.030 millones, un nivel que no tocaba desde marzo de 2009, durante los primeros coletazos de la burbuja inmobiliaria.

Según datos del Banco de España (BdE), este tipo de créditos registra su mejor abril desde el ejercicio 2008. Tomando como referencia el histórico desde 2002, coincidiendo con la introducción del euro en España, el citado umbral tan solo se había alcanzado en el periodo que va de julio de 2007 a marzo de 2009. Ahora vuelve a instalarse en esa zona con unas condiciones crediticias diferentes. Para cuando se rebasaron los máximos, los tipos de interés estipulados por el Banco Central Europeo (BCE) ya habían comenzado a bajar desde el 4%. En el momento actual se encuentran en el 4,5%. 

Por norma general, este tipo de créditos cuyo importe oscila entre los 200 y los 75.000 euros suelen ser más accesibles para el público dado que la banca se blinda con costes más elevados. A cierre del pasado marzo, el último dato disponible, el tipo de interés TEDR, el equivalente a la Tasa Anual Equivalente (TAE) sin incluir comisiones ascendía al 7,78%, más que doblando los estipulados para la compra de una vivienda. Pese a su mayor precio, la proliferación de entidades que ofrecen este tipo de productos ha favorecido su expansión.

A la espera de conocer el importe de las nuevas operaciones registradas en abril, el crédito al consumo ha cerrado un trimestre con crecimiento a doble dígito tras contabilizar entre enero y marzo 8.876 millones, frente a los 7.801 millones del mismo periodo del año anterior, un 13% más. Mantiene así la positiva trayectoria de 2023, cuando empezó a acercarse a los niveles preCovid. No obstante, la positiva evolución ha ido acompañada de un aumento de la morosidad. Si bien la tasa general finalizó el primer cuarto del ejercicio en el 3,61%, en el caso de las financieras de consumo ésta ha pasado del 6,48% al 6,95%.

El volumen de dudosos, considerados como tal aquellos con riesgo de entrar en impago o han pasado más de 90 días sin pagar las cuotas, ha vuelto a situarse por encima de los 3.000 millones en marzo después de tres meses a la baja. El comportamiento del crédito al consumo llega en mitad del ‘impasse’ que vive el mercado hipotecario. Después de un arranque de año con crecimiento a doble dígito, la tendencia se ha suavizado para comenzar a despegar una vez que el BCE relaje las condiciones, según anticipan los expertos. Con el saldo vivo hipotecario en mínimos desde 2006 después de caer por debajo de los 500.000 millones en julio de 2023, el 'compra ahora paga después' ha sido una excepción del mercado crediticio. 

El último barómetro del crédito al consumo elaborado por la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) detecta una menor contratación de préstamos para costear un producto duradero, mientras suben los destinados a pagar viajes. En otras palabras, los españoles recurren a esta modalidad de préstamos para sufragar el ocio y no por necesidad. El incremento de la demanda después de la Semana Santa se ha producido con el sector financiero pendiente del dictamen Christine Lagarde el próximo jueves. La teoría dice que a menores tipos mayor demanda, algo que de confirmarse llevaría el crédito al consumo a un nuevo máximo. 

Carmen Muñoz
Redactora Banca y Seguros

Graduada en Periodismo y Economía. Decidí hacer este doble grado para poder combinar mis dos pasiones: la información económica. En noviembre de 2021 aterricé en la mesa de 'La Información' donde me he curtido cubriendo una guerra a las puertas de Europa, una inflación inédita en décadas y la subida de los tipos de interés. Tras mi paso por la sección de Mercatia, ahora escribo de banca y seguros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento