A raíz de los fenómenos sobre la luna ocurridos recientemente, se publicó un vídeo en directo de Facebook en el que supuestamente se mostraba a tiempo real la famosa superluna en Grecia y que fue visto más de 16 millones de veces. El problema viene porque este vídeo, en realidad, se trata de una imagen fija ambientada con sonidos de viento y además, porque aparentemente no fue detectado por la compañía que lo publicó, a pesar de que algunos comentaristas señalaran lo sospechoso del asunto.

Esta supuesta transmisión constaba de una imagen fija de hace nueve años de la luna sobre el Templo de Poseidón en el sur de Grecia. El truco fue completar el vídeo con una marca de tiempo actual y un sonido de viento para así darle un ambiente más realista. Y dio sus frutos, la transmisión apareció como el primer resultado de vídeo en búsquedas de Facebook para “supermoon” (superluna).

Este engaño se publicó en una página de Facebook llamada 'EBUZZ' que, al parecer, opera de forma anónima y no ofrece forma de contactar con sus administradores. De todas maneras, el vídeo fue eliminado el miércoles por la tarde. Facebook alegó que fue suprimido por infringir las políticas del sitio pero no dijo nada acerca de por qué la página en sí no fue eliminada.

El medio estadounidense CNN determinó que la imagen usada fue tomada por Chris Kotsiopoulos, un fotógrafo aficionado. Todavía no está claro por qué la página habría falsificado un vídeo de esta manera aunque las personas que lo administran, pueden haber estado buscando aumentar su base de seguidores para después dirigir el tráfico hacia un sitio web desde el cual generar dinero.

Algunos espectadores de la transmisión en directo cayeron en el engaño, comentando lo bonito que era aunque otros usuarios fueron más escépticos. "Tengo curiosidad de cómo se trata de un feed 'en vivo' cuando la misma imagen ha estado durante 3 horas con la luna en el mismo lugar", escribió uno. También hay que señalar que muchas de las personas contabilizadas dentro de esas 16 millones de visitas, probablemente no habrían visto suficiente tiempo del vídeo como para darse cuenta de que estaban mirando una imagen fija.