Bebé
Un bebé de pocas semanas. GTRES

La prensa italiana se ha hecho eco del nacimiento de un bebé en el hospital Tatarella de Cerignola, de la provincia de Foggia (Italia), que tenía una peculiaridad. 

Y es que el personal del centro médico que atendió el parto del niño —en la víspera de San Valentín— descubrió que la criatura era, en realidad, hijo de un nonagenario que acompañaba a la madre, de 42 años, en la sala de partos.

Tras dar a luz sin difilcutades y comprobar el perfecto estado de salud del pequeño, los padres procedieron a gestionar todos los documentos que reconocían la filiación. Fue entonces cuando el personal del hospital pudo confirmar que el bebé era, realmente, hijo de un hombre de 93 años de edad.

El padre del niño nació en 1925 en la ciudad de Bari (Italia), mientras que la madre, de origen marroquí, nació en el año 1977. La pareja contrajo matrimonio hace cuatro años en Marruecos para después marcharse a Orta Nova, una localidad de alrededor de 18.000 habitantes situada en la provincia de Foggia.

Cuando la madre se puso de parto, el personal médico no daba crédito cuando le decían que el hombre de avanzada edad que acompañaba a la mujer era, en realidad, el marido y progenitor del niño.

El pequeño llegó sin complicaciones y se espera que la pareja pueda volver a su hogar de inmediato junto a su primogénito.