Un joven de Yamuna Nagar (Hayana, India) no recibió con agrado el regalo -un BMW -que le hicieron sus padres por su último cumpleaños.

De hecho, el presente en cuestión acabó en el fondo del río. En un ataque de ira, este joven tiró el regalo que le habían hecho sus progenitores, valorado en unos 50.000 dólares (algo más de 44.000 euros), al agua.

Según informan varios medios, el motivo de su furia fue que lo que quería relamente el joven era un Jaguar, no un BMW.

El joven, que minutos después fue detenido, grabó cómo tiraba el vehículo al río para luego mandárselo a su padre, además de subirlo a redes sociales.

Varias personas -entre ellas el propio autor de los hechos- intentaron sacar el vehículo sin éxito del agua, que acabó hundiéndose completamente.