Un usuario de Instagram ha compartido un vídeo en el que se muestra cómo un Tesla explota en mitad de una autopista de Moscú (Rusia) después de chocar con una grúa, según ha avanzado News.com.

En el coche eléctrico (Tesla Model 3) iban el conductor, un hombre de 41 años, y sus dos hijos. Afortunadamente, los tres pudieron salir del vehículo antes de que se produjera la explosión.

El padre tiene una pierna rota a causa del accidente y los dos menores presentan varias contusiones.

Al parecer, la explosión vino motivada por el daño que sufrieron las baterías del coche tras el accidente. No obstante, se ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Más tarde, el conductor dijo que el automóvil había estado en "modo de asistencia a la conducción", en el que se habilitan características de seguridad mejoradas pero las manos del conductor permanecen en el volante, y que no había podido ver el camión.

La web de Tesla dice: "Las características actuales del piloto automático requieren supervisión activa del conductor y no hacen que el vehículo sea autónomo".

Sin embargo, la compañía también dice que su función de corte automático de emergencia está "diseñada para accionar automáticamente los frenos para reducir el impacto de una inevitable colisión frontal".

No está claro si el automóvil se desaceleró automáticamente antes de chocar con el camión. Una fuente policial dijo: "Probablemente, el Tesla conducía en piloto automático y no pudo reconocer la grúa que estaba delante, después de lo cual se incendió".