Karaoke
Imagen de archivo de un karaoke en China. GTRES

La pasión -un poco enfermiza- por cantar en los karaokes le costó un disgusto a un hombre de 65 años.

Según informa South China Morning Post, el hombre, de origen chino, tuvo que ser hospitalizado como consecuencia de un colapso pulmonar provocado tras haber cantado 10 canciones seguidas en un karaoke y tras haberse esforzado demasiado en llegar a las notas altas.

Debido al esfuerzo, cuando terminó su interpretación, el hombre comenzó a sentir un fuerte dolor en la parte izquierda de su cuerpo, según la mismas información.

"Estaba muy emocionado en el momento", dijo el paciente, que, pasado unos minutos, "tenía dificultades para respirar".

Aunque en un principio no le dio más importancia -incluso se fue a su casa-, poco después, acabó en el hospital, donde los médicos le diagnosticaron un colapso en sus pulmones debido a la "gran presión" a la que fueron sometidos.

Su estado era favorable, por lo que fue dado de alta. Eso sí, los sanitarios el han dicho que podrá seguir cantando, pero le recomiendan que no lo haga durante "más de dos horas".