El principal órgano sexual que tenemos es nuestro cerebro. Hombres y mujeres necesitan un tiempo de recuperación tanto física como anímicamente para volver a excitarse tras un orgasmo. Es el llamado periodo refractario.

Mientras que las féminas dan una importancia relativa a la recuperación sexual, a los hombres les trae por el camino de la amargura. Esta sensación de frustración se puede eliminar con ejercicio y constancia.

Contrarreloj sexual

¿Cómo eliminar el periodo refractario? Existen una serie de ejercicios que requieren sobretodo un control sexual sobre el cerebro. Se realizan a través de la masturbación y funcionan por igual tanto en hombres como en mujeres. La clave está en poder mantener la erección o excitación, aminorando la marcha o parando antes de llegar al orgasmo para después retomar el 'entrenamiento sexual'.

Automedicación

La frustración que provoca no ser un semental en la cama lleva a muchos hombres a la automedicación. Viagra o Cialis son algunos de los fármacos usados por jóvenes que quieren demostrar una energía vigorizante enmascarada.

Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden provocar impotencia y falta de libido si se toman sin control médico.