Travis Lee Davis
El fugitivo Travis Lee Davis. POLICÍA DE MISURI

Las autoridades del estado de Misuri, en EE UU, tienen en busca y captura a un preso fugitivo que supuestamente secuestró a una mujer y robó un coche de la Policía cuando los oficiales intentaron capturarlo tras haberse fugado de la cárcel.

Según informa ABC News, Travis Lee Davis, de 30 años, se había fugado de prisión del condado de Pettis el pasado sábado 9 de marzo y, después, secuestró a una mujer que, posteriormente, denunció los hechos.

El miércoles siguiente, la Policía localizó y arrestó al fugitivo en un aparcamiento de Oklahoma, a más de 560 kilómetros de la prisión de la que logró escapar, según se cree, por el techo por el cual, a través de las vigas y de un orificio de mantenimiento en una pared, llegó hasta un cuarto de mantenimiento con acceso al exterior.

Sin embargo, según las autoridades, mientras se encontraba detenido y esposado dentro del coche patrulla, Davis se deslizó hacia el asiento del conductor, arrancó el vehículo y huyó, aprovechando que los agentes estaban fuera hablando con la presunta víctima de secuestro.

Davis condujo el coche durante aproximadamente tres kilómetros antes de chocar contra un árbol y huir a pie. Los oficiales creen que podría haberse subido a un tren para desaparecer de la zona. Actualmente, sigue en libertad.

Davis, considerado muy peligroso, estaba retenido con una fianza de 110.000 dólares por varios cargos, entre ellos secuestro, constituir un peligro para el bienestar de un niño, agresión doméstica, resistencia al arresto y violación de la libertad condicional.

Davis se describe como un hombre blanco, de pelo castaño y ojos azules. Tiene varios tatuajes, incluyendo el de un ojo dentro de un triángulo en la parte delantera de su cuello y fue visto por última vez con una camiseta blanca y pantalones grises.

La policía ha pedido que cualquier persona que tenga información sobre la fuga o el paradero del sospechoso se ponga en contacto con ella inmediatamente.