La solicitud de no juzgar al Partido Popular, y al resto de acusados, por los supuestos delitos de daños informáticos y de encubrimiento ha provocado la reacción del diputado de ERC, Gabriel Rufián.

Según la juez instructora, los documentos "fueron eliminados a conciencia mediante el sistema de borrado más drástico, y rallado hasta su destrucción física.

La fiscal del caso considera que no existe "infracción penal alguna", pero Rufián ha ido más allá y afirma con tono sarcástico que "los martillos, los discos duros y Windows Vista" han sido inculpados por la Fiscalía.

Las reacciones al tuit del diputado de ERC en el Congreso han sido inmediatas, la mayoría de ellas criticando "su desconocimiento absoluto de formación jurídica básica".