El sexo es un deporte y como tal, cansa. En muchas ocasiones se ha especulado con que el bajo rendimiento de un futbolista sobre el terreno de juego se debe a las fiestas sexuales de la noche anterior. Pero, ¿realmente influye el sexo en que el deportista juegue mejor o peor?

A las puertas del Mundial de Brasil, la final de la Champions y el futuro ganador del título de Liga, podríamos vaticinar quiénes serían los vencedores de estos campeonatos dependiendo de la cantidad de sexo que tienen los miembros del equipo. Quizá sea otra manera de hacer quinielas...

Capacidad física adecuada

Según la CNN, hay varias cosas que los deportistas deben tener en cuenta a la hora de tener sexo antes de un partido. Practicarlo consume energía y, por tanto, desgaste calórico. Lo ideal sería reponer fuerzas con la ingesta de carbohidratos o bebidas isotónicas. Se considera que se necesita un periodo de entre 10 y 15 horas para recuperar la capacidad física adecuada para competir, y se recomienda no hacer posturas que puedan provocar una lesión.

Por otra parte, el sexo antes de un partido de fútbol es bueno a nivel psicológico y, al parecer, un 31,5% de los jugadores que lo practica antes de un encuentro mejoraría su actitud sobre el terreno de juego.