Cuando la cadena francesa de supermercados Intermarché decidió ofrecer un descuento del 70% en la crema de cacao y avellanas Nutella no esperaba que sus tiendas se convertirían en auténticos campos de batalla.

La venta de botes de 950 gramos de Nutella a 1,41 euros frente a los 4,70 habituales, desató el pasado jueves el frenesí comprador de cientos de personas que peleaban por el producto.

Luchaban como animales. A una mujer la agarraron del pelo, a una anciana la golpearon en la cabeza con una caja, otra tenía la mano cubierta de sangre. Fue horrible.”, relata un testigo al diario Le Progres.

El grupo Ferrero, dueño de Nutella, lamentó lo ocurrido y se desvinculó de la decisión de Intermarché de bajar el precio.