El objetivo de 'el loco' Mike Hughes es 'desmontar que la Tierra es redonda', pero el pasado mes de noviembre el Departamento de Gestión de Tierras de Estados Unidos impidió que su cohete casero despegara por no cumplir con el permiso necesario.

Con este aparato pretendía fotografiar la superficie terrestre para luego arrojarse con un paracaídas, dejando que el cohete se estrellara en "tierras de titularidad pública". Pese a esta negativa no quiso dejar a un lado su hazaña, y advirtió que pronto se realizaría el lanzamiento.

Tras meses de preparativos, ya hay nueva fecha. El 3 de febrero tendrá lugar la aventura de este hombre de 61 años, sin espectadores por "propia seguridad", según informa el propio Mike Hughes en su página de Facebook.

Advierte que los "aviones no tripulados del equipo vigilarán a cualquiera" que intente hacerse con las imágenes del momento. "Cualquier dron que vuele cerca de la propiedad privada será derribado", avisa Hughes.

En un vídeo explica que esta vez "el cohete no aterrizará en propiedad" del Departamento de Gestión de Tierras, y que "grabarán todo el proceso para reflejarlo más tarde en un documental".

Asegura que está todo preparado para que el cohete "que ha estado perfeccionando día tras día", despegue a principios de febrero.