Pullips, Blythes, BJD y Dollfie Dreams, las muñecas asiáticas de moda en España

Para una sesión de fotos, se buscan escenarios atractivos y se llevan varios cambios de ropa para las muñecas.
Para una sesión de fotos, se buscan escenarios atractivos y se llevan varios cambios de ropa para las muñecas.
I. L.

Lamuñeca más famosa de los últimos 60 años ha sido Barbie. Con sus diferentes modelos y profesiones ha conseguido la fama que muchas otras, como las Bratz, nunca lograron. Sin embargo, la redes sociales e internet podrían estar a punto de cambiar esta realidad con la llegada y el boom de las muñecas asiáticas.

Cada vez son más los coleccionistas de muñecas, siendo algunas de las más solicitadas las Pullips, las Blythes, las Ball Joint Dolls (BJD) y las Dollfie Dreams, todas procedentes del continente asiático. Lejos de ser un juguete para niños, estas conocidas como dolls están destinadas a coleccionistas.

Cada muñeca ha tenido su época: "Las primeras en llegar a España fueron las Blythes, en torno al 2000; años después llegaron las Pullips y, en cuanto a las BJD, hay muchas casas distintas que las fabrican, por lo que han tenido diferentes booms en nuestro país desde principios de siglo", explica Estela Ramírez, amante de estas muñecas y miembro de la comunidad de Facebook Pullip Spain.

"Normalmente las Blythe y las Pullips básicas tienen la cabezamás grande de lo normal. Los otros modelos están proporcionados. A parte, los materiales y el tipo de mecanismos que tienen forman sobretodo la mayor parte de las diferencias", detalla Ramírez.

Además de esculpirlas, muchas artistas crean accesorios y ropa para estas muñecas.
Además de esculpirlas, muchas artistas crean accesorios y ropa para estas muñecas.

Por otro lado, las BJD "están hechas de resina de diferentes tipos y colores, además, son más pesadas". En cuanto a las Dollfie Dreams, son las más sencillas de reconocer ya que "tienen un aspecto de anime".

Su 'boom' en España

Marta Álvarez lleva coleccionando Pullips más de diez años y conoce bien cómo llegaron a España. En concreto, cuenta que las primeras "aparecieron en 2003 de la mano de la distribuidora coreana Jun Planning, casi al mismo tiempo que en Japón y el maquillaje estaba hecho a mano".

Álvarez explica que en 2010, la empresa Groove se hizo con estas muñecas, las cuales sigue fabricando a día de hoy ya que han logrado mucha fama. "La facilidad de hacerlas posar hizo que ganasen mucha popularidad entre los amantes de la fotografía. Flickr se llenó de imágenes con estas muñecas como modelos", cuenta.

El auge del anime y la cultura japonesa ha fomentado el gusto por este tipo de muñecas, lo que ha llevado a que se realicen convenciones y ferias dedicadas a ellas, como el Dolly Day, el Dolly Festival o el Barcelona Hobby Doll.

Existen varios modelos de Pullip, además de la original: Namu (el primer novio, dejaron de fabricarse hace mucho), Taeyang (actual novio), Dal (hermana pequeña de Taeyang), Byul (mejor amiga de Dal) e Isul (hemano menor de Pullip).
Existen varios modelos de Pullip, además de la original: Namu (el primer novio, dejaron de fabricarse hace mucho), Taeyang (actual novio), Dal (hermana pequeña de Taeyang), Byul (mejor amiga de Dal) e Isul (hemano menor de Pullip).

Tania Martínez es organizadora del Dolly Festival en Barcelona, que abre sus puertas dos veces al año. "Llevamos haciendo eventos desde 2016 y este año hemos acogido a más de 500 personas. Viene mucha gente de fuera, es como una gran quedada", cuenta Martínez.

La responsable considera que este tipo de muñecas podrían ser tan famosas como las Barbies, sino fuera por su alto precio: "Lo mínimo que cuesta una Pullip son 100 euros. Las BJD son más caras, su precio varía mucho según el modelo, pueden llegar a costar hasta 1.000 euros". "Van dirigidas a un público de entre 20 y 30 años, en su mayoría mujeres", añade.

Volviendo a la realización de eventos, Martínez habla de que se celebran muchos en Europa, en países como los Francia o Reino Unido. El objetivo que tienen es concentrar las tiendas dedicadas a este tipo de muñecas en un mismo lugar, conocer a los artesanos que las hacen, las maquillan o las diseñan ropa, complementos y pelucas, además de charlar con más gente que comparte este hobby.

Kitsune está inspirada en la mitología japonesa. A parte del maquillaje, la autora creó una máscara de zorro como complemento.
Kitsune está inspirada en la mitología japonesa. A parte del maquillaje, la autora creó una máscara de zorro como complemento.

"Es una afición muy creativa. Algunos piensan historias para sus muñecas y les crean un book de fotos contándola. El tema de la fotografía va muy unido a las dolls, igual que las manualidades en general. Normalmente, la gente que tiene estas muñecas es aficionada a crear cosas", explica Martínez.

También hay gente en YouTube que se dedica a realizar vídeos relacionados con las muñecas: "Hablan sobre las novedades en el mundillo, hacen unboxing (abrir las cajas con las dolls al recibirlas, mostrando lo que viene en el paquete) o realizan tutoriales de maquillaje y diseño de ropa y complementos".

Customización de muñecas

El fenómeno de las muñecas asiáticas viene muy unido a una serie de trabajos, ya que, además de los youtubers, hay muchos artesanos que se dedican a tallarlas, maquillarlas "con el fin de hacer cada muñeca única y exclusiva", tal y como cuenta Carmen Fajardo, customizadora de muñecas.

"Este tipo de muñecas están hechas de un material de plástico duro, por lo que hay que darlas forma a mano. Se le puede poner dientes y lengua, cambiar las pestañas, los ojos que traen por defecto...", cuenta la artista.

Una customizadora maquillando la cara de una Blythe.
Una customizadora maquillando la cara de una Blythe.

Fajardo es una apasionada de las muñecas desde muy pequeña, así que siempre ha estado muy ligada a ellas. Navegando en internet dio con las Pullips, y a raíz de ahí encontró las Blythes y demás modelos. "Cuando descubrí que se podían modificar, compré todos los materiales y me puse en marcha. Ahora tengo mi propia tienda online en redes, Kisi Creations.

Tallar, maquillar y vestir a estas muñecas puede dar mucho dinero, sobre todo teniendo en cuenta que los precios de venta son altos. "Puedes encontrar modelos falsos entre los 200 y los 800 euros, las originales cuestan entre los 500 y los 2.000", especifica Fajardo. "Hay gente que gracias a su esfuerzo y dedicación puede vivir de ello, como cualquier artesano. Es difícil, pero no imposible".

"También hay personas que se ganan la vida haciendo accesorios, ropa y zapatos para estas muñecas, así como escenarios con mobiliario incluido para fotografiarlas", explica Fajardo.

De esta forma, las muñecas asiáticas cada vez tienen más presencia en España, igual que ocurre con otros aspectos culturales como la música (el K-Pop procedente de Corea del Sur) o los mangas y el anime, propios de Japón.

Noroi es una Dolffie Dream diseñada desde cero por su customizadora.
Noroi es una Dolffie Dream diseñada desde cero por su customizadora.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento