El balón del Mundial
El balón del Mundial de 2018. EFE

La celebración inminente del Mundial tiene a los amantes del fútbol con los nervios a flor de piel. No solo en España, donde la expulsión de Lopetegui como entrenador de La Roja ha supuesto un auténtico terremeto a 24 horas del pistoletazo de salida, sino también en Argentina, donde nueve presos de una comisaría de la provincia de Chubut se han declarado en huelga de hambre hasta que les arreglen el servicio de televisión por cable para poder ver los partidos, que se les estropeó hace unos días.

En concreto y según informa el diario Clarín, los nueve presos han emitido un escrito al juez alegando que se trata de "derecho indispensable para toda persona privada de su libertad". Así, se han comprometido a no "recibir la ración de comida correspondiente" hasta que se "solucione" el problema.