Iceta bailando
El líder del PSC, Miquel Iceta, bailando. GONZOO

La primera ministra británica, Theresa May, sorprendió a propios y extraños al salir al escenario bailando al ritmo de Abba antes de pronunciar su discurso de clausura en el congreso anual del Partido Conservador.

Los militantes, sus colegas y su propio esposo, Philip, sentado entre la audiencia, asistieron entre divertidos y asombrados a los movimientos de brazos y piernas de la líder 'tory', que ya se hizo viral el pasado agosto en las redes sociales cuando se lanzó a bailar durante un viaje por África.

En una muestra de su sentido del humor, May, de 62 años y a menudo criticada por su aparente rigidez, irrumpió en el escenario principal del centro de conferencias de Birmingham (centro inglés), donde se ha celebrado el congreso 'tory', moviendo el cuerpo al son de Dancing Queen del grupo sueco Abba.

Desgraciada o afortunadamente, May no es primera y tampoco será la última política que se vuelve loca con esto de los acordes musicales.

Hillary Clinton, en el 96, no se le resistió el icónico baile de La Macarena.

Mariano Rajoy, Mi gran noche, de Raphael.

Donald Trump, en Arabia Saudí.

Iceta, desatado con Freddie Mercuri

Sáenz de Santamaría baila la canción de El Hormiguero.

George Bush baila funky en el jardín de la Casa Blanca durante el discurso por el Día de la Malaria.

BONNUS TRACK: Boris Yeltsin (sin comentarios)