Winnie The Pooh
Un hombre disfrazado de Winnie The Pooh. Jameziecakes

La disparatada batalla de las autoridades chinas contra Winnie the Pooh, a causa de que muchos internautas del gigante asiático utilizan la imagen del citado osito para burlarse de su dirigenteXi Jinping, ha llegado hasta España.

Este miércoles, con motivo de la visita del presidente chino a Madrid, agentes de la brigada provincial de información acudieron a la Puerta del Sol para pedirle al hombre que habitualmente se disfraza de Winnie the Pooh que esta vez no lo hiciese, para evitar así que Xi Jinping –que ha acudido a la plaza para recibir la Llave de Oro de la ciudad de manos de Manuela Carmena– se sintiese ofendido, según ha informado La Sexta.

El resto de trabajadores disfrazados en Sol han confirmado a 20minutos que, efectivamente, un agente policial se ha dirigido a la persona disfrazada de Winnie the Pooh y le ha pedido que se quitase el disfraz porque era "ofensivo" durante la visita del presidente chino. "Se ha quitado el disfraz y se ha tenido que ir a su casa", han asegurado sus compañeros en la plaza madrileña.

La insólita censura del osito de Disney, fruto de los memes, ha afectado recientemente a la película Christopher Robin: un reencuentro inolvidable, cuyo estreno se prohibió en China, y también al videojuego Kingdom Hearts III, cuyas capturas han sido manipuladas de modo que una nube de luz tapa totalmente a Winnie. Está por verse si el juego finalmente verá la luz en el país asiático.