Llega el calor, el sol y el verano, y con ellos las ganas de playa y piscina para darse un buen chapuzón. Para aquellos que odian la arena de la playa y optan por pasar el verano refrescándose en una piscina, la que hay en Algarrobo (Chile), es la más impresionante que se puede visitar a día de hoy.

Se trata de la más grande del mundo, tanto que puedes encontrar botes y barcos navegando por ella. Forma parte del resort San Alfonso del Mar, y se ha convertido en la atracción turística preferida desde su construcción en 2006.

Entró el registro mundial de Récord Guinness, convirtiéndose en la más grande del mundo y, además, cuenta con unas vistas increíbles al Océano Pacífico, que está situado justo a su lado, haciendo de ella un lugar paradisíaco.

La piscina se extiende sobre una enorme longitud de más de 1.000 metros, cubre un área de casi nueve hectáreas y cuenta con un total de 250 millones de litros de agua. Para hacerse una idea de su tamaño, equivale a 6.000 piscinas de 8 metros de largo.

Además de poder navegar en bote o en barco, puedes realizar otros deportes acuáticos como montar en kayak, clases de gimnasia o buceo. Incluso tienen varios toboganes de agua.